La presidenta del supervisor anuncia que tiene bajo la lupa a gestoras de fondos extranjeras
Elvira Rodriguez , presidenta de la CNMV, esta mañana en Madrid
Elvira Rodriguez , presidenta de la CNMV, esta mañana en Madrid

La CNMV impondrá sanciones "como Dios manda" por las ventas ilícitas en Bankia

El supervisor de los mercados examina las operaciones dudosas una por una

Está en contacto con los organismos de otros países para depurar responsabilidades

La presidenta de la CNMV, Elvira Rodríguez, está muy pendiente de las ventas cortas (apuestas bajistas) contra los valores de la Bolsa española. El supervisor de los mercados siempre se ha mostrado a favor de esta operativa, que da liquidez y profundidad al mercado, aunque también puede producir distorsiones y efectos colaterales.

Bankia cae en Bolsa un 99,8% respecto al precio de la Oferta Pública de Suscripción (OPS) de julio de 2011. El pasado 23 de mayo, sus acciones tuvieron un comportamiento especialmente volátil pues cerraron con una caída del 51,4%. Lo más llamativo es que el movimiento se produjo con un volumen de negociación de 49,4 millones de acciones, casi cinco veces más que el número de acciones que formaban entonces el capital flotante (el que cotizaba libremente en Bolsa). La CNMV advirtió entonces que procedería a “analizar en detalle la operativa de la sesión, al objeto de verificar que se ha ajustado a la normativa legal existente y, en particular, a la que rige en materia de operativa de mercado”.

Pues bien, dos meses después el trabajo está casi concluido. Si realizaron operaciones al descubierto, van a recibir sanciones “como Dios manda”., según Elvira Rodríguez. “Todo está conformando un expediente que vamos a llevar a ESMA [Autoridad Europea de Valores y Mercados], porque a lo mejor tienen que cambiar algunas cosas”, ha señalado en un encuentro informativo organizado por Europa Press.

Elvira Rodríguez pide más poder al Gobierno

La presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha hecho suyos los consejos que expuso el año pasado el Fondo Monetario Internacional (FMI) en un informe y ha reclamado al Gobierno más poderes para el supervisor de los mercados.

El FMI advirtió que la CNMV necesita más capacidad reguladora. Actualmente, la CNMV solo puede dictar normas cuando así está expresamente previsto en las normas de rango superior. El organismo que dirige Christine Lagarde considera que esta limitación es demasiado estricta y que puede afectar de forma negativa al supervisor para responder con la rapidez deseable a problemas emergentes que así lo requieran.

Igualmente, el FMI critica la dependencia de la CNMV respecto al Ejecutivo en materia de contratación de personal. Las ofertas de empleo del supervisor de los mercados requieren una aprobación gubernamental explícita.

Así, Elvira Rodríguez reiteró que el supervisor trabaja para hacer una propuesta normativa para tener más competencias funcionales y organizativas con el fin de desarrollar mejor su labor. El objetivo es alinear a la CNMV con los supervisores europeos y con el Banco de España. El pasado 29 de mayo, Elvira Rodríguez ya solicitó en su comparencia anual en el Congreso “un impulso a la independencia del organismo a todos los niveles y la dotación de nuevas capacidades legales de inspección e intervención sobre todos los actores del mercado”.

La Ley del Mercado de Valores permite imponer una multa por una infracción muy grave por un mínimo de 600.000 euros, que podría alcanzar, no obstante, hasta cinco veces el beneficio obtenido en la operación.

Elvira Rodríguez no desveló los nombres pero sí aclaró que fueron inversores institucionales extranjero los que pudieron haber incumplido la normativa. El proceso es especialmente complicado puesto que implica la necesidad de que la CNMV haga requerimientos a otros supervisores de valores.

Fecha clave

En España, la liquidación de las operaciones se efectúa a los tres días de haberse efectuado la compraventa. Es decir, los intermediarios que operaron el día 23 de mayo tenían hasta las tres de la tarde del día 28 para justificar las ventas. De ahí que las ventas efectuadas a partir del día 23 de mayo, de entrada, no sean consideradas irregulares, pues la liquidación de la operación se efectuó el día en el que los antiguos dueños de preferentes y deuda subordinada se convirtieron en accionistas de Bankia de pleno derecho.

Entre el 16 y el 22 de mayo, se negociaron 12 millones de acciones de Bankia, equivalentes a más de la mitad de su free float. Los intermediarios extranjeros más vendedores durante esas sesiones fueron UBS, con 2,7 millones de acciones vendidas, Morgan Stanley (cerca de un millón de títulos) y Credit Suisse (244.000), según Bloomberg. Eso sí, estos intermediarios no tenían por qué estar operando por cuenta propia, sino para terceros.

En las ampliaciones de capital para apuntalar la solvencia de Bankia que concluyeron el pasado mes de mayo, su matriz Banco Financiero y de Ahorros (BFA), participada al 100% por el FROB, puso encima del tapete 10.621 millones de euros. Los 79 millones restantes, hasta llegar a la inyección prevista, procedieron de inversores privados. Del canje de híbridos, entraron 3.587 millones de acciones nuevas. En total, desembarcaron en la Bolsa española unos 11.500 millones de títulos nuevos de Bankia.

Claves del supervisor de los mercados

1 Participaciones preferentes. Hubo 6.212 millones de euros en preferentes y deuda subordinada con algún tipo de incumplimiento de la normativa vigente, según las actuaciones supervisoras concluidas y las que están en marcha. Así, nueve de los 13 actuales grupos financieros “según su configuración actual” han sido o serán expedientados. Ayer, Elvira Rodríguez, presidenta de la Comisión para el Seguimiento de instrumentos Híbridos, explicó que se han acogido al arbitraje ofrecido para las preferentes el 80% de los afectados susceptibles de pedirlo. Advirtió además que bajo su punto de vista no hubo delito en la comercialización de estas participaciones. Las actuaciones disciplinarias se refieren a un total de 22 incumplimientos relativos a cuatro cuestiones. Primera, la colocación “sin valorar la conveniencia”. Segunda, la incorrecta valoración de la conveniencia o idoneidad del producto para el cliente. Tercera, la inadecuada gestión de conflictos de interés. Y, cuarta, a la inadecuada información.

2 Información financiera. Elvira Rodríguez expresó su preocupación por el asunto de la veracidad de la información que las empresas cotizadas envían a la CNMV. Avanzó que es un asunto que están estudiando los servicios jurídicos. Su objetivo es dar a una mayor seguridad respecto a la información que las compañías dan al mercado. De hecho, a las pocas semanas de su nombramiento, Elvira Rodríguez reclamó más poder de intervención sobre los auditores de cuentas.

3 Coordinación europea. Elvira Rodríguez destacó el papel internacional de la CNMV. El año pasado, unas 70 personas del supervisor, de las poco más de 400 que la forman, acudieron a 400 reuniones internacionales, “algunas informativas pero la gran mayoría fueron de trabajo”. Rodríguez reveló  que para poder ampliar el veto a las posiciones bajistas el 1 de noviembre del año pasado, a los pocos días de que asumiera la presidencia de la CNMV, tuvo que convencer a sus colegas de los supervisores representados en la ESMA.

4 Supervisión preventiva. El objetivo del supervisor de los mercados no es poner un gran número de sanciones sino evitar problemas futuros. Por ejemplo, está extremando la vigilancia sobre los fondos de inversión, que están recibiendo parte del dinero que está saliendo de los depósitos.

Normas