La española compra la filial alemana de KPN en una operación valorada en 8.100 millones
Sede en Munich de Teléfónica Deutschland
Sede en Munich de Teléfónica Deutschland

Telefónica compra E-Plus y ya es la segunda 'teleco' de Europa por clientes de móvil

La filial alemana de la operadora española ampliará capital en 3.700 millones

Telefónica Deutschland y KPN han desvelado los detalles del acuerdo de compra venta de E-Plus, filial de móviles alemana de la multinacional holandesa. La fusión por absorción parte de una valoración del 100% de E-Plus de 8.100 millones de euros, si bien el valor final dependerá de la evolución del precio que a partir de ahora tengan las acciones de Telefónica Deutschland, que cerraron con una caída del 5,44%.

El acuerdo contempla un desembolso total por parte de Telefónica de 4.140 millones de euros en efectivo, además de la entrega a KPN de una participación en la compañía resultante del 17,6%., que sumado supone un ingreso para la holandesa de 5.000 millones, En una primera fase, el acuerdo entre ambas empresas establece el pago inicial por parte de Telefónica Deutschland a KPN de 3.700 millones en efectivo, que logrará a traves de una ampliación de capital, más una participación en la entidad resultante del 24,9%.

En una segunda etapa, Telefónica comprará a KPN el 7,3% de la compañía resultante por un importe de 1.300 millones de euros para alcanzar una participación final del 65%, KPN tendrá el 17,6% y el resto será capital flotante. Todo ello permite valorar E-Plus en 8.100 millones de euros. KPNse ha comprometido con Telefónica a mantener este porcentaje en la nueva sociedad durante un mínimo de seis meses.

Telefónica se convierte así en el segundo operador en Europa por número de clientes móviles y por volumen de ingresos, según la nota enviada por la compañía de telecomunicaciones presidida por César Alierta a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

Bruselas tiene la última palabra

La formalización definitiva de la operación está sujeta a las autorizaciones regulatorias y a la aprobación de las juntas generales extraordinarias de accionistas. En todo caso, y después de lograr todos los vistos buenos de las autoridades regulatorias, se espera que se cierre definitivamente durante la primera mitad de 2014.

Ayer, la agencia de calificación de riesgos Fitch confirmó la calificación de Telefónica y de su filial Telefónica Deutschland tras el anuncio del acuerdo con KPN para adquirir su filial E-Plus en Alemania. Fitch ha señalado la lógica de la operación y que la estructura financiera de la misma, que implica una combinación de efectivo y acciones, preserva el perfil de endeudamiento de Telefónica. Para la compañía española, la operación no implica un impacto significativo en sus niveles de deuda ya que el grueso de la financiación se va a realizar a través de instrumentos financieros híbridos y convertibles.

De hecho, sólo entre el 10 y el 20% del desembolso total de la operación para Telefónica supondrá incremento de deuda. La empresa entiende que sí implica creación de valor sostenible para los accionistas tanto de Telefónica como de Telefónica Deutschland, ya que permite invertir en el futuro, al tiempo que se mejora la flexibilidad financiera y mejorar el perfil de generación de caja. “Y todo ello manteniendo el compromiso de apalancamiento (con el objetivo de situar la deuda por debajo de los 47.000 millones en 2013) y la política de remuneración al accionista.

Además, la teleco española será líder en Alemania en el mercado de la telefonía móvil, con 43 millones de clientes y una cuota de clientes postpago del 42%. La acción de Telefónica subió hoy en Bolsa un 2,29%, hasta 10,29 euros.

Sinergias

La nueva operadora resultante de la fusión de Telefónica Deutschland y E-Plus tendrá unos ingresos de más de 8.000 millones, aflorará sinergias de entre 5.000 y 5.500 millones de euros.
El pago en efectivo por parte de Telefónica Deutschland se financiará mediante una ampliación de capital de 3.700 millones de euros, de los cuales Telefónica cubrirá los 2.840 millones de euros correspondientes a su participación actual del 76,8%.

KPN ha señalado que usará los ingresos de la operación para “incrementar su flexibilidad financiera” y prevé volver a pagar dividendo a sus accionistas en 2014. El Grupo E-Plus, con sede en Düsseldorf, es la mayor filial extranjera de KPN con unos ingresos de 3.400 millones de euros y el tercer operador de telefonía móvil de Alemania con un total de 23,9 millones de clientes, por detrás de T-Mobile (Deutsche Telekom) y de Vodafone.

Indemnizaciones

El acuerdo incluye, además, una serie de indemnizaciones. En caso de que las autoridades de competencia pongan freno a la operación, Telefónica Deutschland pagará 100 millones de euros, mientras que tanto KPN como Telefónica tendrá que hacerse cargo de una tasa de 50 millones si los accionistas de una o de la otra no aprueban la operación en sus respectivas juntas. Por último, el grupo KPN pagará como tarifa de ruptura, 50 millones de euros en caso de que revoque su recomendación o en caso de recibir una oferta superior por su filial alemana. Para el consejero delegado de KPN, Eelco Blok, esta operación supone una “clara” oportunidad de desbloquear un valor significativo en Alemania mediante la venta de E-Plus.

TELEFÓNICA 7,32 0,12%

El mercado cree que la operación es muy positiva para la firma española

Los expertos que analizan Telefónica recibieron ayer con indisimulado optimismo la operación de compra de E-Plus. Bernstein aseguró que “tras la emisión de capital, el valor por acción de la entidad combinada en Alemania debería alcanzar 5,85 euros por acción. El acuerdo no afectaría materialmente el ratio de deuda neta/ebitda de Telefónica en 2014 y la compañía aún podría vender su participación en China Unicom si quisiera reducir más deuda”.
“Esperamos que salga adelante aunque con alguna concesión en espectro y desinversión de clientes. Telefónica y KPN pueden argumentar que con la creación de un tercer operador fuerte aumentan las posibilidades de generar mayor competitividad en precios. Además, vista la operación entre Vodafone y Kabel, sería de justicia considerar al mercado alemán desde un punto de vista integrado, y no separando el móvil del fijo”, sostiene Bernstein.
Por su parte, BBVA explicó que la transacción refuerza la posición de Telefónica en el mercado, “racionaliza el entorno competitivo y ofrece un potencial de sinergias significativo que puede resultar en una subida de nuestra valoración de la acción de Telefónica de 0,3 -0,5 euros por acción. El ratio de deuda neta/ebitda subiría solo marginalmente, lo cual es perfectamente asumible por Telefónica, ya que cuenta con otras desinversiones potenciales, y no afectaría a la política de dividendo”
Finalmente, Ahorro Corporación explicó que desde el punto de vista estratégico, la operación cuenta con todo el sentido, al permitir la combinación del número cuatro (Telefónica Deutschland) con el número tres (E-Plus). Entiende que desde el punto de vista regulatorio, no deberían existir inconvenientes tras la postura de la UE de facilitar las operaciones en los respectivos mercados nacionales.

Normas