La comisión no lo aumentó en su última revisión

La CMT podría subir el límite de megas a Telefónica para el acceso mayorista

El límite es de hasta 30 megas por segundo desde 2009

La comisión ha detectado una migración significativa hacia velocidades más altas

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) ha lanzado una preconsulta sobre la evolución de los mercados de banda ancha en la que advierte de que podría elevar el límite de hasta 30 megas por segundo en el acceso mayorista a las ofertas de Telefónica, tanto para fibra como para cobre, que se fijó en 2009.

En este sentido, el regulador del mercado de telecomunicaciones liberó a Telefónica en su anterior revisión de los mercados de la obligación de abrir la red de banda ancha a otros operadores para ofertas superiores a 30 megas.

La CMT puntualiza que, desde el último análisis de mercados, ha detectado una migración significativa hacia velocidades de acceso más altas y un descenso de los precios de la banda ancha.

Actualmente existen ofertas de 50 y 100 megas a precios iguales o inferiores a los que había en 2009 para servicios de 6 y 10 megas, según el regulador. Además, el empaquetamiento de servicios se ha incrementado y ha supuesto reducciones de precios de hasta el 50% con respecto a la contratación de productos individuales en este periodo, añade la CMT.

En esta pre-consulta, que tiene como propósito conocer la opinión del sector respecto a la nueva regulación que deberá aplicarse a las redes de Nueva Generación (NGN) en España de 2014 a 2016, los agentes interesados tendrán hasta el próximo día 18 de septiembre para responder a las preguntas que plantea el documento.

El regulador de los mercados incluye en el texto la posibilidad de establecer diferentes obligaciones de acceso por segmentación geográfica, una cuestión que ya se planteó en la anterior revisión de los mercados, pero que no obtuvo, entonces, el visto bueno de la Comisión Europea.

El organismo pregunta también sobre la posibilidad de diferenciar entre los mercados residencial y empresarial o la de establecer obligaciones distintas en el segmento empresarial a fin de incrementar la competencia en dicho segmento del mercado.

Por otra parte, teniendo en cuenta las diferencias técnicas entre la fibra y el cobre, la CMT propone además que Telefónica ofrezca a sus rivales un servicio mayorista para el alquiler de sus accesos de fibra óptica (VULA) similar al que se ofrece en el caso del cobre. El VULA (Virtual Unbundled Local Access) es un acceso virtual activo a la red de fibra óptica hasta el hogar o el nodo similar en lo posible a la desagregación tradicional, que ya se utiliza, por ejemplo, en Reino Unido.

 

El impacto del 4G

 

En la preconsulta, la CMT pregunta también sobre el impacto en la regulación de los mercados que tendrá el lanzamiento de los servicios de acceso de banda ancha 4G (cuarta generación) por los operadores de comunicaciones móviles con red propia.

El organismo presidio por Bernardo Lorenzo recuerda que la situación competitiva de la banda ancha en España ha cambiado “sustancialmente” desde el año 2009. En este periodo, los operadores han acelerado el despliegue de redes de Nueva Generación (fibra y cable), con más de 13 millones de accesos instalados, de los cuales mas del 10% estaban activos en mayo de 2013.

Además, esta cobertura se ampliará próximamente como resultado de los acuerdos de inversión en redes FTTH (fibra hasta el hogar) firmados entre Telefónica y Jazztel, por una parte, y entre Orange y Vodafone, por otra, y que, “prospectivamente”, podrían materializar la presencia de cuatro redes de nueva generación en competencia en amplias zonas de España.

Normas
Entra en El País para participar