De vacaciones en un descapotable

De vacaciones en un descapotable

El Golf Cabrio DR es uno de los preferidos, sobre todo en Mallorca y Menorca

Es casi imposible no fantasear con los gánsteres americanos o la refinada aristocracia europea cuando soñamos en conducir un descapotable. El bombardeo del cine americano y el glamour que siempre ha envuelto los avatares de la alta aristocracia nos ha grabado a fuego estos estereotipos. Grace Kelly, Frank Costello, Cary Grant… Ya sea por placer, esnobismo o sencillamente para emular lo que puede sentir cualquier ricachón al volante de un potente cabrio, en los últimos años, el verano dispara el alquiler de estos vehículos, asegura Javier Díaz Laviada, director de flota de Hertz España.


Las escapadas cortas, de cuatro a cinco días, principalmente en los destinos costeros españoles, pero también los miniviajes urbanos o escapadas rurales, son los grandes protagonistas de esta práctica cada día con más adeptos entre los turistas extranjeros y españoles. De hecho, las empresas de alquiler (Hertz, Avis, Europcar, Centauro...) se han visto obligadas a potenciar las flotas de estos vehículos en el periodo estival, que aunque principalmente se usan para los momentos de ocio, cada vez es más frecuente verlos en los encuentros de negocios. Algunas incluso han llegado a diseñar rutas para los clientes. En Hertz han montado hasta un servicio de asesoría de rutas, elaboradas por expertos de la compañía. Los alrededores de Madrid, la sierra noroeste o la provincia de Segovia son algunas de las más demandadas. No obstante, como señalan en Europcar, las rutas por la Costa Brava (Begur, Torroella de Montgrí, El Startit, etc.) son las preferidas por los turistas que quieren viajar con el cielo como único techo.


Las razones que han impulsado el uso de estos vehículos se centran en el precio, ahora más asequible, y la necesidad de desconectar del día a día de los turistas actuales, ávidos además de vivir experiencias nuevas. Darse este capricho puede costar entre los 200 euros al día para los modelos más sencillos, como el Fiat 500, hasta los 500 euros de algunas versiones de la marca Porsche.


Barcelona, Palma de Mallorca y Málaga son los destinos donde existen más adeptos, de acuerdo con Avis. Es lógico teniendo en cuenta que, además del clima, estas zonas son visitadas en los meses de verano por un gran número de turistas extranjeros en busca de aventura. Su perfil suele coincidir con un elevado poder adquisitivo. No obstante, los españoles también se están volviendo muy fans de los descapotables. De hecho, según cuentan en Avis, el 42% de estos coches son alquilados por turistas españoles, seguidos de los visitantes británicos (14%), franceses (8%) y alemanes (7%).


Aunque en Avis el Golf Cabrio 2 DR es uno de los preferidos, principalmente en Mallorca y Menorca, también tiene muy buena aceptación el más pequeño pero más glamuroso Beet LE 16 3 DR. Madrid y Barcelona son los principales mercados de este modelo frente a Málaga, donde la estrella es el Mini Cabrio.


La citada compañía de alquiler tiene dos flotas de cabrios diferenciados. Entre los más asequibles, también los más solicitados por su precio, se encuentran, además de los modelos anteriores, el Peugeot 308 CC.


En la flota más exclusiva, el Porsche Boxsters automático Tiptronic es la estrella de los superdeportivos. Este biplaza, que cuenta con 240 caballos de potencia, cuesta 473 euros al día y 1.129 euros el fin de semana.


Además de poder sentir el viento en el rostro y ver el paisaje sin un cristal de por medio, disfrutando de la naturaleza de una forma más integrada, el ahorro de combustible (no es necesario poner el aire acondicionado) también es una ventaja a tener en cuenta a la hora de escoger un modelo, señalan en Europcar, un grupo que también ha visto crecer la demanda de estos automóviles y que asegura tener entre sus clientes sobre todo a varones (60%) de edades comprendidas entre los 30 y 50 años de edad, principalmente de nacionalidad inglesa y alemana.
En Europcar los modelos más solicitados son los compactos o intermedios, como el A3 cabrio, el Volkswagen Golf o el Volkswagen Eos y los precios oscilan entre los 418 euros por fin de semana, del Audi A3 cabrio y los 218, que cuesta alquilar un Fiat 500.


El conjunto de cabrios de Hertz es muy amplio, pero modelos como Volvo C70, BMW Z4 y el actualizado Fiat 500, cuyo diseño guardia referencias con el original, son los que tienen mayor aceptación. Esta compañía también permite el acceso de los más sibaritas a los más exclusivos superdeportivos, gracias a un acuerdo alcanzado con la empresa de alquiler de las mejores marcas del mundo, Rent Bull.


Los clientes pueden elegir entre el Porsche 911, el BMW 650, el Audi A4 o el Maserati Gran Cabrio Sport, para algunos, el más genuino. “Conducir un descapotable inspira optimismo y libertad”, dice Díaz. ¿Quién puede resistirse?

Cuidado con la letra menuda

Leer la letra pequeña de las ofertas, analizar los aspectos más importantes de los contratos y reservar con antelación son algunas de las recomendaciones de Hertz para no llevarse sustos durante las vacaciones. Según recoge esta compañía en un decálogo de consejos, es imprescindible prestar atención a las coberturas y seguros, contemplando la posibilidad de ampliar coberturas opcionales que evitarán posibles inconvenientes;tener en cuenta los precios por día y el kilometraje, ya que los kilómetros incluidos se reflejan en el contrato y son proporcionales al número de días que se vaya a utilizar el coche. Asimismo, es recomendable considerar la opción de incluir un segundo conductor y de alquilar accesorios extras como los sistemas de sujeción infantil, el GPS y el manos libres que harán el viaje más seguro.

Normas