Editorial

Todo por el empleo de los autónomos

El Gobierno quiere extender la tarifa plana de 50 euros de cotización a la Seguridad Social de los nuevos autónomos con menos de 30 años a todo el colectivo de nuevos trabajadores por cuenta propia, independientemente de su edad. La primera iniciativa había tenido un éxito relativo, pese a dar respuesta a una de las demandas tradicionales de los autónomos, cual es una rebaja general de las aportaciones a la Seguridad Social; pero tiene su explicación en que ha coincidido con una etapa muy contractiva de la actividad económica. Ahora, cuando ya parece que comienza a movilizarse la demanda en determinadas actividades económicas, el Gobierno quiere reforzar la apuesta por el autoempleo, extendiendo la tarifa plana durate los seis primeros meses, y manteniendo una reducción importante durante el semestre siguiente.

En momentos de crisis severa de la ocupación, todo lo que se haga por incentivar la generación de actividad y empleo, será siempre poco. Y aunque las finanzas de la Seguridad Social no atraviesen por el mejor de sus momentos, fomentar el autoempleo, que en muchos casos se convierte en microempresa y genera nuevas contrataciones, es obligado. A fin de cuentas, un autónomo es un desempleado que se ha puesto en marcha, y cuantos más estímulos tengan, más se reducirá el paro.

Normas