Ganó 4.965 millones de dólares en el trimestre

Microsoft defrauda expectativas por el comportamiento de Surface

Imagen del logotipo de Microsoft.
Imagen del logotipo de Microsoft. EFE

Las bajas ventas de ordenadores portátiles (lo que afecta a su negocio de software) y el mediocre comportamiento de la tableta Surface lastraron los resultados trimestrales de Microsoft. El gigante de la tecnología alcanzó un beneficio de 4.965 millones de dólares (3.780 millones de euros) en el trimestre de abril a junio, frente a la pérdida de 492 millones del mismo periodos del año anterior debido a la depreciación de activos.La compañía tuvo que hacer frente a un saneamiento de 900 millones de dólares para hacer frente al stock de unidades del Surface RT sin vender, lo que pone de manifiesto las dificultades por las que está pasando la compañía a la hora de situarse como fabricante de equipos para rivalizar con Apple o Google y a la hora de trasladar su modelo de negocio hacia los dispositivos móviles. Ahora intenta vender el Surface por 150 dólares, frente a 500 con comenzó a venderse en octubre pasado.

Este resultado no contentó a los analistas, al igual que sucedió el mismo día en el caso de Google, y por ello sus acciones llegaron a caer un 5%, aunque finalmente la merma se limitó a un 0,8%. De hecho, ayer se produjo un hecho curioso, y es que en apenas 40 minutos, 40.000 millones de dólares (30.500 millones de euros) se evaporaron de Wall Street por la caída de las cotizaciones de Google y Microsoft, según datos de The Wall Street Journal.El beneficio operativo, por actividad ordinaria, entre abril y junio, que cierra el año fiscal de 2013 para Microsoft, alcanzó los 6.073 millones de dólares, mientras que solo obtuvo 192 en el mismo periodo del ejercicio de 2012.

La facturación ascendió a 19.896 millones de dólares (15.140 millones de euros), lo que supone un repunte de cerca de un 10% respecto al mismo trimestre del año pasado. En el conjunto de los 12 meses, el beenficio ascendió a 21.863 millones de dólares (16.675 millones de euros).

“Estamos trabajando duro para ofrecer nuevos y atractivos dispositivos y experiencias de alto valor de Microsoft y nuestros socios en los próximos meses, incluyendo nuevas tabletas Windows 8.1 y PCs”, dijo Steve Ballmer, CEO de Microsoft.

 

“Nuestros nuevos productos y la realineación estratégica que anunciamos la pasada semana es favorable para el éxito a largo plazo, ya que centraremos nuestra energía y recursos en la creación de una familia de dispositivos y servicios para particulares y empresas que permitan a las personas de todo el mundo realizar las actividades más importantes en casa, en trabajo y de camino a ellos”, agregó.

 

 


 

Normas
Entra en El País para participar