Acuerdo entre IESE y la firma EY

Los gestores públicos necesitan formarse...

IESE y EY desarrollarán cinco cursos destinados a los directivos de las Administraciones

Los gestores públicos necesitan formarse...

El sector público sería más eficiente si contara con unos gestores mejor formados. No tanto en cuestiones técnicas como en competencias y habilidades directivas, tales como la gestión de equipos, el liderazgo, el cumplimiento de objetivos... Con el fin de formar a directivos de las administraciones públicas se han asociado IESE y la firma de auditoria, consultoría y servicios profesionales EY (antes Ernst & Young) que desarrollarán cinco cursos destinados a que este colectivo conozca las últimas tendencias en la gestión y liderazgo.

En opinión de José Miguel Andrés, presidente de EY, “el acuerdo viene a apoyar la creciente necesidad de transmitir la visión de la gestión empresarial a la administración pública, con el objetivo de incrementar su eficiencia ante los nuevos retos a los que se están enfrentando, en especial, la necesidad de maximizar los escasos recursos económicos y de financiación que tienen en la actualidad”. Porque, según apunta Francisco Iniesta, director del campus de IESE en Madrid, la globalización y la creciente complejidad de las decisiones económicas y empresariales enfrentan a los gestores públicos a la necesidad de gestionar profesionalmente sus recursos. “Es por lo que hemos lanzado esta iniciativa de formación internacional sobre gestión pública con una visión eminentemente práctica”.

En el desarrollo de los diferentes cursos colaboran socios de EY, así como profesores del claustro del IESE y de la Harvard Kennedy School of Government, una de las más prestigiosas escuelas de gobierno del mundo. El objetivo es que los directivos de la función pública española puedan conocer y mejorar sus capacidades en las últimas y más novedosas técnicas, tendencias y experiencias, y aborden temas como liderazgo, estrategia, comunicación, optimización de la gestión económica, evaluación y medición de resultados, así como la gestión de los recursos humanos.

Son algunas de las áreas de mejora que tienen los directivos del sector público, tal y como afirma María Jesús Escobar, socia responsable del área de sector público de EY. “Deben aprender a gestionar, por ejemplo, equipos porque la administración es una empresa de servicios, aunque motivar es complicado porque no se puede utilizar la retribución como herramienta de motivación, ya que está todo muy tasado”, afirma esta experta. A motivar y a involucrar se aprende. Y a comunicar también.

El perfil del directivo público, y al que van destinados estos cursos de 30 sesiones y cuyo precio está entre los 3.500 y los 5.000 euros, es de un profesional con formación técnica, procedente de la función pública, con dominio de su parcela administrativa y con una edad que va de los 30 a los 65 años. “Hay muchas más mujeres en puestos de dirección que hombres en el sector público que en el privado porque es mucho más fácil conciliar, pero a todos ellos les falta conocimiento en gestión”. También hay gestores públicos, como apunta Escobar, que proceden del entorno empresarial, y políticos a los que se les confía la dirección de empresas públicas. “Hay puestos muy políticos que generan distorsiones porque no entienden el negocio”, señala esta experta. Lo cierto es que la gestión pública es compleja y burocrática, pero tiene margen de mejora. Hace falta una remuneración pública variable, “y no el café para todos”, dice la socia de EY. Hasta hace seis años un buen gestor público era aquel que agotaba el presupuesto, ahora es el que hace más con menos, como en el sector privado.

IESE lleva más de una década con la Fundación Rafael del Pino, apunta Pablo García-Manzano, director de Centro de Liderazgo y Gestión Pública, formando a gestores públicos, lo que contribuye a una mejora de la eficiencia y a una toma de decisiones pautada.

Normas