Tras el proyecto está Jaime Pla, que ayudó a lanzar en España Symio

Suop, el primer operador móvil español que da poder al cliente

Se lanzará comercialmente tras el verano y se apoyará en un modelo de comunidad

Jaime Pla es ingeniero, consultor y participó activamente en el estreno de Symio en España y Francia. Ahora prepara el lanzamiento de Suop.
Jaime Pla es ingeniero, consultor y participó activamente en el estreno de Symio en España y Francia. Ahora prepara el lanzamiento de Suop.

¿Se imagina una operadora de telefonía móvil donde son los propios clientes los que aclaran dudas a otros usuarios de la teleco? ¿O donde los clientes pudieran participar activamente en las decisiones de la compañía? Pues eso es exactamente lo que propondrá Suop, la primera operadora móvil virtual colaborativa que se pondrá en marcha en España.

Detrás del proyecto, que arrancará tras el verano, está Jaime Pla, ingeniero, consultor y una de las personas que participó activamente en el lanzamiento de Simyo en España y Francia. Un experto convencido de que tras la telefonía móvil low cost –con ofertas como las de Pepephone, MásMóvil o Simyo– y la telefonía gratuita a cambio de publicidad, toca el turno a la telefonía móvil colaborativa. Aquella que da voz y poder al consumidor.

“Crearemos una comunidad online en torno a Suop e involucraremos a los clientes en el marketing, en la definición de servicios, en la atención al cliente, en la faceta comercial. No les trataremos como clientes sino como parte activa de nuestra empresa, y todo lo que nos ahorraremos con su propia actividad repercutirá en ahorros para ellos”, dice Pla a CincoDías.

El fundador de Suop es consciente de que para competir en este sector, inmerso en una guerra de tarifas brutal, hace falta mucho más que una oferta agresiva en precios. “La tendremos también”, dice sin querer dar más detalles todavía, “pero tenemos claro que para poder competir y hacernos un hueco tendremos que sacar una propuesta totalmente diferenciada del resto, y es lo que vamos a hacer”.

“Crearemos una comunidad online en torno a Suop e involucraremos a los clientes en el marketing, en la definición de servicios, en la atención al cliente, en la faceta comercial. No les trataremos como clientes sino como parte activa de nuestra empresa, y todo lo que nos ahorraremos con su propia actividad repercutirá en ahorros para ellos”, dice Jaime Pla, impulsor del proyecto.

Su oferta estará basada en el poder de la colaboración, y estará dirigida fundamentalmente a gente joven, con mucho tiempo, poco poder adquisitivo y que está muy habituada a participar en comunidades. “El producto de telefonía móvil que lanzaremos será sencillo: llamadas, SMS y navegación. Lo que nos diferenciará será que crearemos un portal, donde pondremos los medios para que los clientes hagan cosas por nosotros, como la atención al cliente o la generación de ideas, y esa participación la mediremos y la recompensaremos. Buscaremos incentivos de diferente tipo”, sigue Pla.

Entre ellos, destaca darán saldo a quienes participen. “En función de la involucración de la persona, incluso podrá salirle gratis su consumo de móvil o llegar a ganar dinero”.

Pla defiende que internet y las redes sociales están cambiando las reglas del juego y que la economía colaborativa (aquella que apuesta por el trueque, el intercambio o por compartir) empieza a imponerse en muchos sectores. “eBay, Airbnb o las webs para compartir coche han demostrado el poder de la colaboración en línea para distribuir bienes y servicios de forma novedosa y creo que la telefonía móvil es un sector idóneo para ello por la desafección que genera ahora mismo en los usuarios”, continúa el impulsor de Suop.

Pla cuenta que sus clientes ayudarán a definir el tipo de bono de datos que ofrecerán. “Seremos una empresa transparente; diremos qué ideas de los clientes se pueden llevar a cabo y cuáles no y por qué. Eso la gente lo agradecerá”.

Suop (término inspirado en la palabra inglesa swop, que significa intercambiar) tendrá un lanzamiento en fases. Comercialmente no estará operativa hasta septiembre u octubre, pero antes crearán la comunidad online para hacer el proyecto creíble y saldrán al mercado con una versión beta del ecosistema para que la gente pueda ir interactuando.

A imagen de Giffgaff

La propuesta de Suop es inédita en España, pero su modelo de negocio ya ha sido probado con éxito en Reino Unido. Allí, un pequeño operador llamado Giffgaff, propiedad de O2 (Telefónica), lanzó una oferta similar en 2010 y ya cuenta, según Pla, con unos 300.000 usuarios. En Giffgaff la comunidad de clientes también juega un papel clave en la estrategia de la compañía y en su labor comercial. Según el sitio Yorokobu, en junio de 2012 desembolsó más de un millón de libras en créditos para los miembros de su comunidad.

Telefónica prueba, pues, en ese país un modelo que puede traer cambios al sector, pues permite a su operador –que ofrece la venta de una tarjeta SIM y puntos canjeables por minutos de llamadas gratis a sus usuarios a cambio de su actividad- deshacerse de los call centers y apostar por la inteligencia colectiva.

Normas
Entra en El País para participar