Viajes

Lugares únicos y muy ‘british’ para un bebé real

El nacimiento del bisnieto de Isabel II de Inglaterra generará un negocio de 284 millones de euros

Lugares únicos y muy ‘british’ para un bebé real Ver fotogalería

Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton van a ser padres primerizos. No de un bebé cualquiera. Su vástago reinará en Gran Bretaña. Y como hijo de realeza se criará en un ambiente muy exclusivo. ¿Cuáles son esos lugares en los que pasará sus primeros años?

La previsión marca que la duquesa de Cambridge salga de cuentas esta semana. Las apuestas en la casa William Hill apuntan a que el primer descendiente del príncipe Guillermo será una niña, con una probabilidad de cinco a dos. Y es que la futura mamá, en algún momento cometió el desliz de hablar en femenino de su futuro retoño, quien recibirá el título de príncipe o princesa de Cambridge.

Tras abandonar el Hospital de St. Mary, la pareja llevará su criatura a su nueva residencia, el Palacio de Kensington. De hecho, gran parte de su vida la pasará en palacios. En la verja del de Buckingham se colgará un cartel informando de su nacimiento. Parte de sus vacaciones transcurrirán en la finca de Windsor, donde podrá jugar en The Little House, una casa de campo en miniatura regalada a su bisabuela, la reina Isabel II, en su sexto cumpleaños, además de corretear por el castillo y el Great Park. Incluso unirse allí mismo a los juegos de otros niños en Legoland, donde hay una versión en miniatura de Buckingham. En los días de retiro de sus mayores, disfrutará de Sandringham Estate, refugio favorito de la reina, donde su abuelo Carlos de Inglaterra pasó grandes temporadas. Seguramente, el príncipe de Gales también le llevará hasta la residencia real de verano en el Castillo de Balmoral. Y su padre a Althorp House, que alberga los recuerdos de su fallecida abuela Diana.

Su padre fue el primer futuro monarca que se educó fuera de las estrictas normas de los tutores de palacio, en la exclusiva guardería Jane Mynors, seguida del colegio Wetherby School para varones y el elitista Eton. Si es niña, sus padres pueden enviarla a la escuela escocesa Gordonstoun, donde estudió la prima de su padre, Zara Philips, o a Benenden School en Kent, donde acudió la princesa Ana.

Para vestir a este futuro heredero, las opciones en Londres son variadas. Para un estilo desenfadado, pero de diseño, una propuesta es la boutique Oh baby London, donde un body que simula el uniforme de presidiario, con las palabras “he estado dentro nueve meses”, se ha convertido en un éxito. En la sofisticada zona de Stoke Newington, Ollie Loves Alfie aporta a los niños un estilo vintage y de diseño clásico, con gran parte de la ropa tejida en algodón ecológico. En la misma zona se encuentra Born, de juguetes fabricados con materiales sostenibles. En Primrose Hill, barrio de famosos, Elias and Grace ofrece ropa infantil de diseñadores de moda.

Rachel Riley es otra marca de lujo, de estilo muy clásico; Papouelli para zapatos; y No added sugar, otra tienda de ropa y un éxito en Notting Hill. Pero si los padres deciden vestir con un toque único al bebé, Style my baby es un servicio de estilista privado para el mundo infantil. Y tras las compras, en Primrose Hill Bakery se pueden tomar sus legendarios pastelitos, un imán para los niños.

Hay marcas como Marie-Chantal, de Marie Chantal Miller (esposa del heredero sin trono Pablo de Grecia), Mothercare y la de juguetes FisherPrice que han lanzado ediciones especiales con motivo del nacimiento. De hecho, el bisnieto de la reina generará un negocio de 284 millones de euros, según los cálculos de la prensa británica, de los que 93 provendrán de la venta de recuerdos. Su cochecito es casi seguro que será de Silver Cross, proveedor real. Y la gran juguetería Hamleys dispone de marcas clásicas como la Great British Teddy Bear Company, de ositos de peluche.

Probablemente su vida también estará marcada por los caballos, adorados por su familia. Para ver pruebas ecuestres ira a Badminton en Gloucestershire y sobre todo a las carreras de Royal Ascot y a The Derby, organizado en el hipódromo de Epsom en Surrey, donde puede aprender a montar.

Las meriendas más tranquilas y lujosas pasarán en los mejores hoteles de Londres. La suite real del Intercontinental London Park fue residencia de infancia de su bisabuela la reina. El Marylebone dispone de servicio de leche con galletas, el Rubens at the palace cuenta con un director de diversión y una parada especial para decorar cupcakes, The Grove (con playa propia en el Sur de Inglaterra) tiene un servicio especial de té para niños o el Menzies Stourport Manor House, con zona de registro especializada, en la que cada menor recibe una pulsera que le da derecho a helado de regalo y zumo y agua ilimitados. Para compartir momentos con otros pequeños, el futuro monarca puede acudir a los festivales infantiles de Lollibop Festival en Regent’s Park, o Camp Bestival.

Normas