Piezas de hasta 25 millones de dólares

Los relojes más caros del mundo

En España es cada vez más común que se adquieran relojes de alta gama

El 201-Carat Chopard de la compañía suiza de accesorios Chopard es el reloj más caro del mundo y cuesta 25 millones de dólares. Ver fotogalería
El 201-Carat Chopard de la compañía suiza de accesorios Chopard es el reloj más caro del mundo y cuesta 25 millones de dólares.

Son piezas casi de museo y el precio que hay que desembolsar por sus cajas fabricadas con piedras preciosas como diamantes, rubíes y zafiros, confirman aquello de que el tiempo vale oro. Quién podría ser más feliz que el que mira si llega tarde o no en su Carat de Chopard por un módico precio: un par de decenas de millones de dólares.

El 201-Carat Chopard de la compañía suiza de accesorios Chopard es el reloj más caro del mundo y cuesta 25 millones de dólares. Es un ejemplar para damas, que cuenta con pocas complejidades pero con mucho lujo. Su pulsera está elaborada con tres diamantes en forma de corazón, uno rosado de 15 quilates, otro diamante azul de 12 quilates y uno blanco de 11 quilates, acompañado por más de 600 diamantes amarillos y blancos.

Patek Phillipe’s Supercomplication, lo de la súper complicación que identifica a este modelo de bolsillo de Patek Phillipe’s se debe a las diversas funciones que ofrece además de marcar la hora, así como a las más de 900 piezas que lo componen, y no por la cantidad de oro amarillo de 18 quilates con que fue diseñado.

Vacheron Constantin Tour de l’Ile, cuesta 1,5 millones de dólares y forma parte de la colección Quai de l’Ile. Posee 16 complejidades relojeras como calendario e información astronómica visibles en ambas caras del reloj para hombres elaborado en oro rosa de 18 quilates.

Chopard Super Ice Cube, es un peculiar pero sencillo reloj que se limita a dar la hora, pero está pequeños cubos de diamantes, oro blanco y cristal de zafiro que lo hacen cotizarse en 1.1 millones de dólares.

El Hublot Black Caviar Bang, otra verdadera joya de la relojería que debido a los 18 quilates de oro blanco y a los 322 granos de perlas negras de su arquitectura, cuesta 1 millón de dólares.

 Al ser autenticas joyas es posible creer que solo podrían lucir en las muñecas de acaudalados millonarios, sin embargo en España es cada vez más común que se adquieran relojes de alta gama. De acuerdo con un estudio realizado por DBK filial de Informa D&B (Grupo Cesce), el año pasado las ventas de relojes de alta gama crecieron un 3,2%, mientras que los de gama media disminuyeron un 7,7%, y los de gama baja decrecieron un 4,1%.

Normas