Dan por agotados los fondos del PIVE II

Los concesionarios esperan un nuevo PIVE de hasta 75 millones

El Plan PIVE 2 ya ha agotado los 150 millones de dotación

Los concesionarios esperan ya un nuevo plan de entre 70 y 75 millones

Vista general de unos coches expuestos en un concesionario de Renault en París.
Vista general de unos coches expuestos en un concesionario de Renault en París. EFE

El segundo plan de ayudas a la compra de automóviles, el PIVE_II, ya se ha agotado. La patronal de los concesionarios, Faconauto, confirmó ayer que ya no pueden gestionar más reservas con el Instituto para la Diversificacion y Ahorro de la Energía, el IDAE, que gestiona los fondos para la adquisición de coches eficientes. Por tanto, los 150 millones de dotación con los que contaban se han agotado en apenas cinco meses, y se abre un periodo de vacío hasta que el Gobierno decida si aprueba un tercer programa. Y parece que así será.

El presidente de Faconauto, Jaume Roura, expresó ayer la esperanza de que “el Gobierno amplíe el PIVE en unos 70 o 75 millones de euros para acabar el año, esperamos que en pocos días llegue la noticia”. Hasta entonces, los concesionarios quedan en un escenario en el que los clientes no encontrarán las ayudas oficiales, un parón “que nos perjudica a todos” y que las distintas patronales del sector han intentado evitar. Pero las apreturas económicas del Gobierno ha hecho que se estudie al milímetro la posibilidad de ampliar el plan, que ya recibió poco más de dos millones esta semana, procedente de los remanentes del PIVE I.

Las patronales también han insistido en que un posible PIVE III incluya una novedad importante: los vehículos de segunda mano de hasta un año de antigüedad, algo que, según Roura, no se defendió con la intensidad debida en la negociación del anterior programa, y que en esta ocasión sí se ha recibido el compromiso del Gobierno para estudiar la posibilidad. La inclusión de estos coches en las ayudas ayudaría a reducir el peso de los vehículos de diez años en las ventas, ya que suponen más de la mitad de éstas en el mercado de ocasión, y por tanto a un rejuvenecimiento del parque.

ITV: incompatibilidad suprimida, pero con condiciones

El Gobierno ya puede recibir desde la semana pasada las alegaciones al borrador del Real Decreto que eliminará las incompatibilidades que impiden que los concesionarios realicen los trabajos de ITV. Pero, como deslizan desde Faconauto, la liberalización podría no ser total, ya que la intención del ministerio de Industria es mantener la estructura actual de los centros de inspección, la de estaciones. Ésto conllevaría que los talleres de los concesionarios no pudiesen instalar líneas dentro de sus instalaciones, sino que, el que quisiera, debería levantar una estación independiente, cuyo coste está estimado en unos dos millones de euros. La solución, apuntan, podría ser que varios concesionarios se aliaran para compartir una misma estación. El presidente de Faconauto, Jaume Roura, afirmó, en el III Foro de Automoción que la asociación organiza junto al IE Business School, que, aunque a paso lento, “vamos a ganar la partida al quitarnos la incompatibilidad”.

Sobrevivir

La renovación de la ayuda significaría mantener la actividad en los concesionarios, que no han destruido empleo por primera vez desde 2007. También supone una buena inversión para el Estado, ya que, según los datos que maneja Faconauto, el PIVE II ha generado una demanda adicional de 50.000 vehículos, que con pertinente carga fiscal, han generado 184 millones de euros en ingresos extra. Esto supone que el Gobierno ha ganado 34 millones con el Plan, en el que invirtió 150. Pero, ¿son suficientes 75 millones?

Esa cantidad fue la misma con la que contó el primer plan de ayudas del actual Gobierno, y se prolongó desde octubre de 2012 hasta enero de este año. En ese momento, la tendencia en el canal de particulares, al que va dirigido, era negativa. Pero en los últimos tres meses, éste acumula subidas de doble dígito, y en la primera mitad de julio, del 45%. Los 150 millones del PIVE_II_han durado solo un mes más que los 75 del primero. Si la tendencia continuara, un nuevo PIVE con la mitad de presupuesto duraría no más de tres meses.

“Este es el mercado, nos guste o no. Debemos adaptarnos a lo que tenemos, sobrevivir”, afirma Roura, en un sector, el de los concesionarios, que ha perdido 50.000 empleos desde que comenzara la crisis. Para este año, la previsión más optimista que maneja la patronal es de 702.000 unidades vendidas, lo que supondría mejorar ligeramente la cifra del año pasado. La pata de las ventas parece estabilizarse, pero no así la de la posventa, para la que roura reclamar una “campaña potente” para cambiar la percepción de los clientes a cuenta del precio:_“somos los que mejor servicio podemos dar”, sostiene.

En Italia piden eliminar impuestos para ganar ventas

Alguna de las medidas que el sector en España viene proponiendo para revitalizar el mercado, además de las ayudas a la compra, tiene que ver con la fiscalidad que rodea al automóvil. Entre ellas, reducir o incluso eliminar el impuesto de matriculación porque, según Anfac en su Plan 3 millones, reduce el mercado potencial. Algo parecido comienza a pedirse desde Italia, donde el mercado se ha contraído más de un 10% en lo que va de año. Los representantes de la industria en aquel país, Anfia, dicen que el primer paso para relanzar la demanda de automóviles nuevos es contener los costes de comprar y utilizar un automóvil, esto es, bajar impuestos o, al menos, no subirlos. Según los datos de Anfia, el Estado italiano recaudó 72.700 millones de euros el año pasado por impuestos del automóvil, casi un 4% más que en 2011. En España la cifra es menor, de 23.315 millones de euros el año pasado, según los datos que maneja Anfac.

Normas