Chersa 2002 se querella contra Sousa por presunto fraude de inversores
Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova.
Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova.

Una sicav demanda al “capitán Pescanova”

La sicav Chersa 2002 presenta hoy en el juzgado de instrucción número cinco de la Audiencia Nacional la adhesión a una querella contra Manuel Fernández Sousa, presidente de Pescanova, y Alfonso Paz-Andrade, consejero, por presuntos delitos de fraude de inversores y estafa. La firma declara haber perdido 143.196 euros en acciones de Pescanova.

El abogado Felipe Izquierdo, que representa a 10 inversores que se han querellado contra los ejecutivos de Pescanova, solicita en esta nueva querella que los demandados aporten fianza por 0,9 millones decretándose el embargo de bienes suficientes si no prestaran la cantidad requerida. Los clientes de Izquierdo suman pérdidas por valor de 0,54 millones.

El letrado advierte en su escrito que los querellados están viendo “como el capitán Pescanova vendió acciones por más de 30 millones de euros usando información privilegiada” y subraya que la “innecesaria e incomprensible lentitud en acordar la medida de prestación de fianza” puede conllevar que cuando “se acuerde ya sea tarde y nos hallemos ante unas personales declaraciones de insolvencia por parte de los imputados”.

De acuerdo a datos publicados en la CNMV sobre la sicav Chersa 2002 la sociedad tiene su sede en Barcelona, mantiene un perfil de riesgo “alto” y una política “de inversión global”; está administrada desde septiembre por GVC Gaesco

Al cierre del primer trimestre de este año la firma declara un patrimonio de cinco millones de euros. 
En esa información enviada a la CNMV, el pasado mes de mayo, con motivo de los resultados del primer trimestre del año, Chersa 2002 explica que se ha visto “muy perjudicada por la exposición a Pescanova, cuya ponderación, sin ser excesiva, ha penalizado la rentabilidad obtenida de forma considerable”.

En su querella Chersa 2002 alude al informe forensic elaborado por KPMG sobre las cuentas de Pescanova, conocido la pasada semana, y en el que se afirma que “determinadas personas de la cúpula directiva” de la multinacional gallega conocía o ejecutaba prácticas contables irregulares dirigidas a ocultar la deuda y presentar beneficios.

El consejo de administración de Pescanova se reúne hoy en la sede del grupo en Pontevedra, convocado por Manuel Fernández Sousa.

Normas
Entra en EL PAÍS