La City

Sorpresa a los postres

La Asamblea General de la patronal madrileña CEIM, la organización más grande de la CEOE, brindó ayer la oportunidad de volver a ver en escena a la expresidenta regional Esperanza Aguirre, quien además fue aclamada por la clase empresarial, aunque ella quiso advertir que acudía al acto a pesar de “no ser ya nadie”. Lo que no sabían algunos de los asistentes es que la actual líder del PP de Madrid volvería a aparecer horas más tarde a los postres de la comida con la que finalizó la asamblea en el Café Hispano de la capital, uno de los restaurantes propiedad del presidente de la patronal Arturo Fernández. Aguirre acudió con su marido cuando los empresarios degustaban ya el café y la verdad es que entonces el recibimiento fue más bien frío, aunque hubo quien elogió su peinado.

Normas