Resultados, inestabilidad política y la Fed, entre ellos

Las tres claves que marcarán el paso de los mercados esta semana

Vista de los paneles del Palacio de la Bolsa en Madrid.
Vista de los paneles del Palacio de la Bolsa en Madrid. EFE

Inmersos en la temporada veraniega, los mercados no descansan. Esta semana viene cargada de importantes referencias para los inversores, pero los analistas coinciden en sus informes que son tres los factores que principalmente marcarán el devenir de las Bolsas y el mercado de deuda en los próximos días.

Aluvión de resultados empresariales: Tras inaugurar Alcoa la temporada de resultados empresariales en Estados Unidos la semana pasada (mejorando las previsiones pese a ganar tres veces menos que hace un año), la publicación de las cuentas corporativas entra en su fase más intensa en Wall Street. Durante las jornadas que vienen, muchas compañías de referencia en sus sectores de actividad darán a conocer sus cifras trimestrales, y “lo que es más importante, sus expectativas de negocio para los próximos trimestres”, incide Link Securities.

Citigroup (presenta hoy), Bank of America, Bank of New York Mellon, Morgan Stanley, Goldman Sachs, Google, IBM, Microsoft, eBay, Yahoo!, Intel Coca Cola o Johnson & Johnson, entre otras, desfilarán por la pasarela de los resultados. En Europa, se conocerán las cifras de Teliasonera, Novartis, SAP, Ericsson y Nokia. La atención se centrará así pues en el plano financiero y tecnológico.

Renta 4 espera que se mantenga “el buen tono” del comienzo del periodo de resultados. Desde Link Securities recuerdan que “los analistas han revisado sensiblemente a la baja sus expectativas de resultados, por lo que lo más normal es que la mayor parte de estas compañías, como ya ha ocurrido con Alcoa, JP Morgan y Wells Fargo, superen lo esperado por el mercado, lo que debe ser positivo de cara al comportamiento de sus acciones tras la publicación de sus cifras trimestrales”. No obstante, añade, “los inversores van a valorar en igual medida o más que los beneficios la evolución de las ventas de estas compañías, así como lo que digan sus gestores sobre el devenir de sus negocios”.

En España, habrá que esperar a finales de julio para conocer los resultados trimestrales y el acumulado del semestre de las empresas españolas.

Un escenario de inestabilidad política: La periferia de la zona euro vuelve a ser el foco de atención de los mercados. Cuando parecía que la situación se normalizaba, los problemas políticos internos en Portugal ponen contra las cuerdas a los inversores.

A comienzos de julio saltaron todas las alertas cuando la mano derecha de Passos Coelho, el ministro de Finanzas Vitor Gaspar, presentó su dimisión. El artífice de las reformas abandonó el Ejecutivo justo en un momento en el que preparaba las nuevas reformas para cumplir con las exigencias de la troika. Un día después llegó el turno del responsable de exteriores, pero en esta ocasión, el primer ministro luso rechazó la solicitud.

Desde entonces las noticias sobre la política del país vecino han centrado todas las miradas a pesar de que durante unos días todo apuntaba a que Coelho había conseguido acercar posturas con la oposición. Sin embargo, poco después las rencillas volvieron a primera plana y el presidente Aníbal Cavaco Silva solicitó a los tres partidos mayoritarios “un pacto de Estado”. Ayer comenzaron las negociaciones entre los socialdemócratas, los socialistas y la formación democristiana CDS-PP y disponen de hasta el próximo 21 de julio para alcanzar un “gobierno de salvación nacional”.

Desde Link Análisis creen que es “muy difícil que se termine de lograr este pacto, ya que el partido socialista, actualmente en la oposición pero en el gobierno cuando Portugal fue rescatado, es contrario a las políticas de austeridad necesarias para cumplir con el acuerdo alcanzado con los acreedores del país (troika)”. La alternativa a esta situación es que la coalición presente un nuevo proyecto al presidente. Los expertos creen que a pesar de las reticencias terminará aceptando porque la tercera vía, es decir la convocatoria de elecciones no evitaría un nuevo rescate.

Las tensiones en el país luso tienen su reflejo inmediato en la rentabilidad del bono a 10 años que desde principios de julio ha vuelto a superar la barrera del 7% y hoy se sitúa a un paso del 7,5%. En medio de este escenario el Tesoro portugués intentará colocar deuda a cinco y 12 meses.

Junto a Portugal, Grecia y las tensiones sociales son el otro aspecto a tener en cuenta. En las últimas negociaciones efectuadas entre el país heleno, la CE, el BCE y el FMI se ha llegado a un principio de acuerdo según el cual el siguiente tramo de ayuda se entregará por parte. La idea que se desprende de esto es que a Atenas no le quedará más remedio que cumplir escrupulosamente con las exigencias para evitar la temida quiebra.

En un tercer plano se encuentra España. La estabilidad política que otorga la mayoría absoluta, el gran activo con el que contaba el país según lo señalado desde Link Análisis, empieza a cuestionarse ante los rumores crecientes de posible corrupción en el Partido Popular.

La Fed vuelve a acaparar las miradas: El presidente de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos, Ben Bernanke, vuelve a salir a la palestra. Tras asegurar la semana pasada que los estímulos monetarios todavía son necesarios (después de anunciar en junio su retirada en los próximos meses), los mercados estarán atentos a sus dos intervenciones ante las dos cámaras del Congreso de EE UU. El miércoles hablará ante el Comité de Servicios Financieros de la Cámara de Representantes (cámara baja) y el jueves antes el Comité Bancario del Senado (cámara alta).

Los analistas esperan que mantenga su último discurso. “No esperamos novedades sobre la nueva comparecencia deBernanke, que debería reiterar la idea de gradual retirada de los estímulos monetarios y totalmente dependiente de la recuperación del mercado laboral”, señala Renta 4. Así que, en opinión de Link Securities, “los representantes y senadores pondrán en dificultades al presidente de la Fed cuando critiquen las políticas monetarias agresivas que está implementado la institución que preside. Será por tanto importante para los mercados que Bernanke salga airosos de las preguntas a las que sea sometido”.

Los bancos centrales han cobrado más protagonismo si cabe en las últimas semanas. Hasta Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), ha sido mucho más directo de lo habitual al asegurar una larga vida a los tipos bajos de interés y despejar una de las grandes incógnitas en Europa. Aunque esto significa que la economía europea sigue debilitada, supone un alivio para los agentes económicos y los mercados.

José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España, recuerda que “de forma implícita los bancos centrales nos han cubierto las espaldas”, y se pregunta si lo seguirá haciendo Bernanke esta semana. Pero espera una respuesta que “dependa de las circunstancias” y “no estamos acostumbrados a este tipo de respuestas, ni tampoco a que el BCE o el BOE (Bank of England) tomen una actitud más agresiva para influir en las expectativas de mercado”.

IBEX 35 9.585,90 0,02%
Normas