Declaraciones del secretario general del PSOE ante el Comité Federal de su partido

Rubalcaba: "El Gobierno está sentado sobre tres volcanes en erupción"

 El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba conversa con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán (izq),  durante la reunión del Comité Federal del PSOE celebrada hoy en Madrid.
El líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba conversa con el presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán (izq), durante la reunión del Comité Federal del PSOE celebrada hoy en Madrid. EFE

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha afirmado que su partido adoptará “cuantas iniciativas considere oportunas”, por lo que no ha descartado presentar una moción de censura si el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ofrece explicaciones por el 'caso Bárcenas'. Añadió: "está sentado sobre tres volcanes en erupción: el paro, Bárcenas y Cataluña” y que “en ninguno tiene la más mínima idea de qué hacer”.

“Si la situación se sigue deteriorando y el Gobierno no actúa y continua eludiendo su responsabilidad, nosotros asumiremos las nuestras. Adoptaremos cuantas iniciativas consideremos oportunas para buscar una solución a esta crisis que padece nuestro país, sin descartar ninguna, y con un sólo límite: lo intereses generales”, ha explicado Rubalcaba, durante su discurso ante el Comité Federal del PSOE, máximo órgano del partido entre congresos.

El líder de los socialistas ha lamentado la imagen que se vio en el Congreso el pasado jueves, cuando en el debate en la Diputación Permanente sobre la petición de comparecencia de Rajoy, el PP “en lugar de explicar pasó a insultar” a la oposición, convirtiendo el “rodillo parlamentario” que implica su mayoría absoluta en un “rodillazo a los parlamentarios”.

Para Rubalcaba, el 'caso Bárcenas' ha acabado por convertirse en “el caso PP” porque, a su juicio, el jefe del Ejecutivo “ligó su suerte” al extesorero del PP cuando aparecieron las primeras informaciones sobre este asunto, pero ha destacado que ahora hay unas “acusaciones gravísimas” contra el propio Rajoy por la publicación del cobro de presuntos sobresueldos cuando era ministro con José María Aznar.

Por eso, considera que el presidente “no tiene más remedio que comparecer”, de modo que el PSOE lo va a reclamar “una y otra vez”. “Ganar tiempo esta vez no sirve ni a su partido, ni a su Gobierno, ni a España, ni tan siquiera a los problemas del señor Rajoy. Esta vez, el tiempo que gana Rajoy es exactamente el mismo que pierde España”, ha advertido. TRES VOLCANES EN ERUPCIÓN

El 'caso Bárcenas' es para Rubalcaba, junto con el paro y las “tensiones territoriales”, uno de los “tres volcanes en erupción” sobre los que opina que está sentado el Gobierno, que a su juicio “no tiene la más mínima idea de qué hacer” para solucionarlos.

Por este motivo, el líder del PSOE ha defendido la labor de oposición que viene realizando su equipo pero también el proceso de “renovación” que ha llevado a cabo en los últimos meses con el objetivo de “ofrecer alternativas” a los ciudadanos.

Estas alternativas, ha explicado, consisten en “cambiar las prioridades” en política económica para centrarse en el crecimiento y la creación de empleo; una reforma fiscal para que aporten más los que más tienen; facilitar la llegada de crédito a las pymes y los emprendedores; apostar por un modo de salida de la crisis que apueste por invertir en innovación e investigación; así como abordar un pacto de rentas porque es “la forma más justa para salir de la crisis”.

REFORMAS CONTRA LA CRISIS POLÍTICA

Pero también, ha añadido, “los españoles tienen que saber” que el PSOE está “decidido a abordar la crisis política”, para lo cual proponen cambiar el modo de financiación de los partidos, la Ley Electoral o adoptar medidas contra la corrupción porque “o la democracia acaba con la corrupción, o la corrupción va a poner en jaque a la democracia”.

En cuanto a las “tensiones territoriales”, Rubalcaba ha defendido la propuesta de reforma del modelo de Estado orientado al federalismo que aprobó el Consejo Territorial del pasado fin de semana en Granada, lo cual supone una modificación de la Constitución para que todos los españoles “vivan más cómodos en ella”.

Con ello, ha dicho, se trata de “delimitar las competencias del Estado, reformar el Senado para hacerlo una auténtica cámara territorial y garantizar los derechos sociales en la Constitución” ampliando para ello el artículo 135 de la última reforma constitucional para, además de la estabilidad presupuestaria, incluir la estabilidad social.

“Estamos preparando un proyecto político para que seamos capaces de ofrecer un proyecto radicalmente reformista para nuestro país. No es la vía más rápida, pero es la más segura, la más honesta y la que mejor se adapta a las necesidades de los ciudadanos”, ha señalado.“Crisis más mayoría absoluta del PP igual a Involución”

Todo ello, según el líder del PSOE, para hacer frente a un Gobierno situado en “la derecha más derecha” y “decidido a no dejar títere con cabeza en cuanto a los derechos”. “Crisis económica + mayoría absoluta del PP = involución social. Involución conservadora disfrazada de reformismo. Estamos en una involución social como no conoce la sociedad española”, ha remarcado.

En este sentido, ha puesto como ejemplo la privatización de la sanidad en algunas comunidades autónomas o la reforma educativa, todas ellas “auténticas contrarreformas”. En este punto Rubalcaba se ha detenido varios minutos para adelantar que si la nueva Ley de Educación y la política de becas anunciada por el ministro José Ignacio Wert “continúan así”, el PSOE recurrirá ante el Tribunal Constitucional porque ambas cosas “afectan claramente a la igualdad de oportunidades”. “Y esto lo vamos a defender con uñas y dientes”, ha subrayado.

A pesar de todo esto, el secretario general del PSOE se ha parado un momento en su discurso para defender el pacto alcanzado con el Gobierno para llevar una posición común al último Consejo Europeo. En su opinión, los acuerdos son “útiles” si mejoran la situación de los ciudadanos, y así lo creyeron los socialistas a la hora de intentar que la UE cambiara su política económica.

Según ha explicado, es “obligación” del PSOE tratar de forzar políticas que contribuyan a la salida de la crisis, algo que en su opinión depende en buena parte de las decisiones que adopte la UE. Así, ha defendido que el acuerdo al que se llegó con el Gobierno es “la política del PSOE y la que necesitan los españoles”.

Normas
Entra en El País para participar