Dentro de una serie de medidas

La CNMV exige que los fondos con objetivos de rentabilidad adviertan de que no está garantizada

Sede de la CNMV
Sede de la CNMV

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha puesto en marcha nuevas medidas de protección a los partícipes de los fondos de inversión con objetivo de rentabilidad, entre las que exige que la información de estos fondos incluya advertencias que indiquen que ni la rentabilidad ni el capital están garantizados.

En un comunicado, la CNMV esgrime que estas medidas persiguen aumentar la transparencia en la comercialización de esos productos, así como en la transformación de fondos garantizados en otros con objetivo de rentabilidad no garantizada. “La frecuencia ha aumentado significativamente”, ha advertido.

En este sentido, ha señalado que en los últimos tiempos se observa una tendencia creciente a la sustitución de fondos garantizados por otros que tienen un objetivo concreto de rentabilidad, pero que no está garantizada. Esta práctica, según el supervisor, aumenta el riesgo de que el partícipe no sea plenamente consciente de que la nueva política de inversión no cuenta con la garantía de un tercero ajeno al fondo.

En concreto, en el escrito que las entidades deben remitir a los partícipes de los fondos garantizados cuando éstos se transformen en otros no garantizados deberán hacer hincapié (en letras mayúsculas) en que el fondo deja de estar garantizado. Además, deberán remitir a la CNMV el borrador de dicha carta.

Para todos aquellos fondos preexistentes que modifiquen su política de inversión con un objetivo concreto de rentabilidad (garantizado o no) deberán enviar junto a la carta a los partícipes el Documento de Datos Fundamentales para el Inversor (DFI) inscrito en la CNMV. Esto implica que, en lo sucesivo, la inscripción del folleto y el DFI deberá ser previa a dicha carta, con el fin de que el inversor preexistente disponga de una información más completa.

 

Normas