La City

Multa por fallecimiento

Todos estamos de acuerdo en que las normas están para ser cumplidas. Y como normas pueden entenderse en el ámbito económico los contratos, pero lo cierto es que hay algunas empresas que llevan esa máxima hasta extremos increíbles.

 Acaba de ocurrirle a un cliente de una conocida compañía de telecomunicaciones que cuando fue a dar de baja el móvil de un familiar recién fallecido, la operadora le comunicó que tendría que pagar 50 euros por incumplir el compromiso de permanencia. Su primera reacción fue de perplejidad, le siguió la convicción de que el portavoz de la compañía no le había entendido, pero cuando por segunda vez relató las circunstancias en las que solicitaba la baja y le contestaron lo mismo, llegó a la misma conclusión que usted: intolerable.

Normas