Alerta sobre el riesgo del impacto de la crisis

Bruselas certifica el éxito del rescate de la banca española

Bandera española ondea frente a la sede del Parlamento Europeo en Bruselas
Bandera española ondea frente a la sede del Parlamento Europeo en Bruselas

La Comisión y el Banco Central Europeo (BCE) han hecho pública sus conclusiones sobre el rescate de la banca española y han certificado la estabilización del sector y el cumplimiento de prácticamente todas las condiciones exigidas a cambio de un préstamo europeo de hasta 100.000 millones de euros. Bruselas concluye que “en este momento no hay razones para nuevos desembolsos”, tras los 41.300 millones inyectados hasta ahora.

El documento advierte, sin embargo, del riesgo que supone la prolongación de la crisis y señala como principal reto “que los bancos sigan siendo rentables en un clima económico adverso”.

Las instituciones comunitarias también recuerdan las tareas pendientes, como la aplicación del plan de negocio del Sareb o banco malo, la reforma de la gobernanza de las cajas de ahorro y la reforma de los procedimientos de supervisión del Banco de España.

Bruselas también alerta sobre las incertidumbres generadas por las iniciativas legislativas de algunas comunidades autónomas, como Andalucía, así como por la sentencia del Tribunal Supremo en relación con las cláusulas suelo de las hipotecas y los procesos de arbitraje en los casos de venta presuntamente fraudulenta de deuda subordinada como las “preferentes”.

En el caso de Andalucía, el informe asegura que el Decreto-Ley [sobre uso social de la vivienda para evitar desahucios] aprobado por la Junta “tiene implicaciones potencialmente negativas para la actividad del Sareb”. Y calcula que ese impacto podría ser directo, de unos 200 millones de euros como consecuencia de posibles multas al banco malo por mantener pisos vacíos, e indirecto, por la desconfianza que puede provocar en los inversores.

El documento recuerda que el 10% de la cartera inmobiliaria del Sareb se encuentra en territorio andaluz, pero no realiza ningún análisis del Decreto Ley, del que ni siquiera menciona su nombre, objetivos o características legales.

Fragilidad

Al balance positivo sobre la evolución del rescate, la CE y el BCE añaden varias notas de precaución sobre la fragilidad de la coyuntura económica española y su posible efecto en el balance de las entidades. “La rentabilidad de la banca sigue bajo presión a medida que sigue aumentando el número de créditos dudosos o morosos”, señala el informe. Y advierte sobre el riesgo de que la reducción del crédito disponible y la caída de la actividad económica se retroalimenten y provoquen un círculo vicioso “que debe ser evitado”.

El informe señala, no obstante, que “hay signos de que la caída del crédito al sector privado podría empezar a desacelerarse”. Y Bruselas asegura, como en las revisiones anteriores, que “las partes viables de la economía” siguen disponiendo de crédito. Y añade que “el coste de los préstamos para el sector empresarial está muy cercano a los mínimos históricos registrados antes de la crisis”.

Bruselas también resalta la recuperación del acceso de la banca y las empresas españolas al mercado de deuda, con emisiones, respectivamente, de 15.000 millones de euros y 4.000 millones entre enero y abril.

 

Normas