El presidente del BCE vislumbra el inicio de la recuperación al final de 2013

Draghi aplaude que la banca española limite sus dividendos

Mario Draghi
Mario Draghi Bloomberg

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha destacado la necesidad de que España continúe avanzando en la recapitalización de sus bancos, al mismo tiempo que ha insistido en el carácter “inevitable” de la consolidación fiscal. Para conseguir este objetivo, el máximo responsable de la política monetaria de la Eurozona ha defendido la recomendación del Banco de España de que las entidades financieras limiten el reparto de dividendos, para garantizar un adecuado nivel de capitalización.

Draghi ha puesto a España y a otros tres países como ejemplo de la manera de impulsar un sistema financiero resistente que dé apoyo al crecimiento económico. En una comparecencia ante la comisión de Asuntos Económicos del Parlamento Europeo (PE), Draghi señaló la importancia de la política macroprudencial para asegurar la estabilidad financiera y destacó los casos de España, Italia, Holanda y el Reino Unido.

“El Banco de España se encuentra en la necesidad de asegurar que el refuerzo del sistema bancario continua y para ello ha recomendado que las instituciones de crédito limiten las distribuciones de dividendos y aseguren en todo momento niveles adecuados de capital”, señaló ante los eurodiputados.

Recuperación económica

Draghi también apuntó que vislumbra la recuperación económica en la Unión Europa (UE) a finales de este año gracias, entre otras medidas, a las políticas monetarias adoptadas y a la mejora en los mercados financieros, aunque reconoció que todavía persisten “desafíos fundamentales” y que el estado de la economía “sigue siendo débil”.

Por otro lado, Draghi reiteró que el proceso de consolidación fiscal es “inevitable”, aunque defendió la importancia de que estas medidas sean lo más favorecedoras del crecimiento posible.

Asimismo, al ser cuestionado por las advertencias del Banco de Pagos Internacionales (BIS) sobre los riesgos para la economía de unos tipos excesivamente bajos, el banquero italiano admitió la existencia de riesgos, aunque descartó por el momento tipos más elevados.

“Es difícil no estar de acuerdo con el BIS cuando advierte de los riesgos de un largo periodo de tipos bajos (...) los tipos bajos representan un riesgo, pero unos tipos más altos pueden desestabilizar las economías más débiles y no estarían justificados ahora”, dijo el banquero.

Por otra parte, Draghi dijo que el BCE, en principio, comparte los objetivos de la tasa a las transacciones financieras, aunque subrayó que la entidad opina que ésta puede acarrear consecuencias “no deseadas” para la política monetaria.

 

Normas