Reclama un verano sin conflictos

Pastor recuerda a Iberia y sus trabajadores que el 10% del PIB depende del turismo

La ministra recuerda que ya hubo riesgo de huelgas en Navidad y Semana Santa

El 80% de los turistas entran en España a través de los aeropuertos

Aviones de Iberia en el aeropuerto de Barajas.
Aviones de Iberia en el aeropuerto de Barajas.

La Ministra de Fomento ha vuelto a lanzar un aviso a Iberia y sus trabajadores: "El 10% de nuestro PIB depende del turismo y el 80% de nuestros turistas entran por los aeropuertos", ha dicho tras el Consejo de Ministros a pregunta de los periodistas sobre el conflicto laboral en la aerolínea. "Tenemos una buena temporada de reserva de vuelos y no nos podemos permitir problemas en los aeropuertos", ha añadido.

La responsable de Fomento ha recordado su papel de garante del servicio aéreo y ha hecho alusión a la lógica mediación del Gobierno cuando este se pone en riesgo. Pastor ha destacado que las huelgas del personal de Iberia amenazaron los periodos vacacionales de Navidades y Semana Santa, y que la economía española no puede permitirse un conflicto en verano. Por entonces, los sindicatos de Iberia renunciaron a los paros en las fechas más señaladas como gesto al Gobierno y a los clientes.

La batalla en Iberia responde al plan de reestructuración lanzado el pasado mes de noviembre,. que dirección y sindicatos estuvieron negociando hasta marzo de este año. Ante la falta de acuerdo, y tras la celebración de una decena de jornadas de huelga, Fomento impuso la mediación del catedrático de Derecho del Trabajo Gregorio Tudela.

Finalmente, el ajuste en Iberia se ha saldado con el despido de 3.141 trabajadores (2.256 de tierra, 627 azafatas y 258 pilotos). Además, el personal de tierra ha visto recortada su nómina en un 7% y la plantilla de vuelo en un 14%, ajustes salariales a los que se sumaron en mayo otros cuatro puntos porcentuales a la vista de que no se alcanzaba un pacto para elevar la productividad del personal.

El plan de reestructuración de la compañía que preside Antonio Vázquez también ha incluido la renuncia a un 15% de la producción, dejándose en tierra 25 aviones y con la consiguiente renuncia a rutas que Iberia califica de deficitarias. El objetivo de la compañía en estos momentos es elevar el ratio de rentabilidad por asiento ofertado.

Normas