Auguran más de 58 millones de visitas, cerca del máximo de 2007

Los hoteleros prevén un año récord en la entrada de extranjeros

La llegada de foráneos crecerá un 7% este verano y el gasto avanzará un 2,5%

Nórdicos y rusos protagonizan los mayores incrementos, con tasas de dos dígitos

Turistas en la playa de Benidorm (Alicante)
Turistas en la playa de Benidorm (Alicante)

Tras un comienzo decepcionante, con caídas en febrero y marzo, la llegada de turistas extranjeros retomó tasas positivas en abril y creció con inusitada fuerza en mayo. Ese último mes acudieron a los principales destinos españoles 5,8 millones de visitantes, un 7,4% más que en el ejercicio anterior y el dato más alto de la serie histórica que mide el Instituto de Estudios Turísticos, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, desde el año 2000.

Quedaba por saber si ese dato era un espejismo o se consolidaría con la llegada de la temporada alta. El presidente de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos, Juan Molas, despejó esa duda. “Confío en que a final de año el sector turístico pueda estar abandonando ya la recesión y que España supere los 58 millones de turistas extranjeros para acercarse a la cifra récord de 2007, cuando hubo 58,6 millones de llegadas internacionales”, aseguró ayer durante la presentación de las previsiones de la industria hotelera de cara al verano.

El presidente de los hoteleros basó sus presagios en los datos remitidos hasta mitad de junio por los 14.000 establecimientos asociados a la patronal. Las empresas auguran que la entrada de visitantes en los meses de temporada alta (de junio a septiembre) crecerá un 7% y que el gasto turístico también avanzará un 2,5%. Entre los destinos de sol y playa, los más beneficiados serán, según los hoteleros, Cataluña, con un incremento del 8% respecto al verano de 2012, Baleares (4% más)y Comunidad Valenciana (3%). Esta mejoría se sostendrá en una recuperación del mercado británico y francés, primero y tercero por emisión de visitantes, que servirá para compensar el profundo deterioro del mercado portugués e italiano. Especialmente significativo es el desplome de Italia, que hasta el pasado mes acumulaba una caída del 11% en el número de visitantes. Tomás López de la Torre, socio responsable de Turismo de KPMG España, hace una lectura optimista de estos últimos datos. “La falta de crecimiento económico y la recesión en determinados países también afecta a los flujos turísticos. Pese a la fuerte recesión que viven ambos países (Italia y Portugal emiten 5,5 millones, el 9% del total), España va a acercarse a un nuevo récord y eso abre un futuro muy optimista”, recalca en alusión al gran potencial de crecimiento que existe en otros países emergentes en materia turística, como Rusia o Países Nórdicos. Las estimaciones expuestas por los empresarios apuntan a que la llegada de rusos en temporada alta crecerá en torno a un 30%, mientras que la entrada de visitantes de Noruega, Dinamarca o Suecia subirá un 12%

El auge de esos dos mercados ha servido, a juicio de Molas, para presagiar unos buenos datos de ocupación en lugares de la Costa Dorada, Costa Brava o Costa del Sol. “Destinos como Benidorm o Torremolinos pueden superar el 80% de ocupación, 15 puntos por encima del pasado ejercicio”, remarcó.

El optimismo se torna en incertidumbre a la hora de valorar la evolución del turismo nacional, marcado por las abultadas cifras de paro, las rebajas salariales o las subidas de impuestos. A todos esos factores se une el hecho de que los visitantes nacionales optan mayoritariamente por las ofertas de última hora para viajar a la busca de ahorro. El secretario general de Cehat, Ramón Estalella, lo ilustró con un ejemplo sucedido la pasada semana en la cornisa cantábrica con la llegada del buen tiempo. “El jueves apenas tenían reservas y los establecimientos de la zona acabaron con una ocupación del 80%”, apuntó.

Ese hecho, sin embargo, es calificado de excepcional y los empresarios se muestran preocupados por el estancamiento del turismo nacional. Antonio Domenech, director ejecutivo de Panticosa Resort (un complejo con un balneario y un hotel de cuatro estrellas), augura poder mantener la ocupación este verano, aunque depende en gran medida de la respuesta del turismo español. “Españoles y franceses suponen el 97% de los visitantes al balneario. El pasado ejercicio, julio se cerró con una ocupación del 60% y agosto con un 75%. Es difícil que repitamos las cifras del pasado ejercicio, más aún cuando aún no tenemos una idea clara de las reservas cerradas”, dijo.

Los expertos piden renovar destinos y ampliar la oferta

“La primavera árabe todavía no ha acabado y eso nos da un tiempo extra para reconvertir destinos maduros y así poder competir con otros países del Mediterráneo como Turquía o Croacia”. Tomás López de la Torre, socio responsable de Turismo de KPMG, considera que esa es la primera prioridad que debe afrontar el Ejecutivo, a través de la colaboración público-privada, a la vista de la escasez presupuestaria. López de la Torre apunta que ya se ha dado un primer paso en ese sentido con la presencia de seis representantes del sector privado dentro del Consejo Asesor de Turespaña. “Antes o después vamos a tener que reconvertir nuestros hoteles para hacerlos más rentables y así adelantarnos a nuestros competidores”, señala. Así lo ha hecho el Ejecutivo con la agilización de visados para mercados en claro crecimiento como Rusia o China, algo que valora muy positivamente. “Si damos facilidades a los visitantes rusos, podemos ganar cuota de mercado a países como Turquía”. En su opinión, la evolución del turismo por países muestra el impacto del ciclo económico. “Los países que no se han visto tan afectados por la crisis como Reino Unido, Francia o Alemania siguen aportando más visitantes, aunque menos que en anteriores año, mientras que los emergentes muestra una gran capacidad de crecimiento”.

En su opinión, la segunda prioridad en política turística pasa por revitalizar el turismo en las zonas de interior y rurales. “Y eso pasa también obligatoriamente por la colaboración público privada y generar nuevas experiencias y alternativas, ya sean culturales, gastronómico o sanitarias. Buena prueba de ello es la creación del Cluster de Salud, participado por la patronal hotelera, la asociación de balnearios y de clínicas privadas, para atraer pacientes extranjeros a los centros sanitarios en España.

Los empresarios critican la nueva subida del recibo de la luz

Los empresarios del sector turístico se mostraron muy críticos con la última subida del IVA (el tipo que grava las actividades turísticas pasó del 8% al 10%) y han tratado de frenar las ansias de Bruselas de volver a subirlo hasta el 21%.

Ayer mostraron su rechazo a la nueva subida del recibo de la luz, lo que a su vez ha incrementado la partida que los hoteleros tienen que destinar a energía. “El coste energético de los hoteles se ha multiplicado casi por tres desde el inicio de la crisis”, resaltó el secretario general de Cehat, Ramón Estalella.

Esa partida puede verse incrementada todavía más si el precio del barril de Brent, de referencia en Europa, sigue subiendo, como ha sucedido en las últimas semanas, abandonando la tendencia bajista que había acumulado en la primera mitad del año. Ayer cotizaba en el entorno de los 105 dólares, lejos de los 90 alcanzados en abril. En las dos últimas semanas se ha encarecido 5 dólares.

Normas