Las agencias de viajes auguran un fuerte trasvase de turistas a España partir de octubre

Las consecuencias del conflicto egipcio

Los touroperadores limitan al mínimo el impacto de las revueltas en Turquía

España ganó cuatro millones en la primavera árabe de 2011

Defensores de Mursi protestando en el Cairo
Defensores de Mursi protestando en el Cairo

España será uno de los países más beneficiados por el estallido del conflicto en Egipto, uno de sus principales competidores de sol y playa. Pero ese trasvase de visitantes no se dejará notar hasta el mes de octubre. La razón es que las altas temperaturas que se registran en el país africano en verano, lo convierten en un destino al que los turistas se dirigen en los meses menos calurosos de temporada baja.

Los visitantes que opten por anular sus reservas a Egipto y se decanten por España, elegirán como destino la costa del Levante, Andalucía, Baleares, Canarias y la costa Brava, según la agencia IA Viajes Grupo 7. Otra opción muy demandada son los cruceros por el Mediterráneo con salida en España. Los países que compiten con España, para captar a estos viajeros son Croacia, Grecia y Túnez.

Esta situación ya se vivió en 2011 con el estallido de la Primavera Árabe en Egipto y Túnez. Ese año, España ganó 4 millones de turistas, de los que una gran mayoría se debió a las anulaciones en ambos países. Este aumento representó 1,6 puntos de los 2,6 en los que se incrementó el PIB turístico en total, según datos del lobby Exceltur.

Y uno de los mercados turísticos que más creció fue el ruso, que sigue adquiriendo una gran importancia, con un crecimiento de llegadas del 30% y de operaciones aéreas del 21% en lo que va de año. Los hoteleros señalan el importante potencial de crecimiento que tiene. “En el año 2000 se registró una cifra de cinco millones de viajeros de dicho país y en 2013 ha ascendido a 15. Sin embargo, a España tan solo acude un 1,2% del total mientras que Turquía duplica la cifra y acoge a un 2,4. Suelen pernoctar entre 7 y 15 noches en su país de destino y el 84,5% se aloja en hoteles”, apuntó el presidente de la patronal hotelera, Juan Molas. Y al contrario que los españoles, que tramitan sus vacaciones a última hora, los turistas rusos ya han cerrado sus reservas para los meses de julio y agosto.

Por su parte, en Turquía la situación se ha regularizado y todas las reservas que fueron aplazadas con motivo de las revueltas están saliendo con normalidad. Los touroperadores afirman que el conflicto se limita a las ciudades de Estambul y Ankara y aseguran que no ha tenido ningún impacto en las zonas costeras, las más visitadas durante los meses de temporada alta.

Normas