Junio concluye con aumento de patrimonio y partícipes

Los fondos superan las turbulencias con 1.600 millones de entradas netas

Las suscripciones netas del semestre son las mayores desde 2005

Los fondos superan las turbulencias con 1.600 millones de entradas netas

Los fondos habían comenzado 2013 como el año en el que abordar por fin la recuperación de su patrimonio, después de años de sangría a causa de las turbulencias de los mercados y de competencia feroz de los depósitos, y han finalizado el mes de junio sin desviarse en exceso de esa senda prometida.

La industria ha superado la volatilidad, y las ventas, que provocaron en la recta final del mes las palabras del presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, y su anuncio del principio del fin de los estímulos a la economía estadounidense. Y no solo ha arañado un ligero aumento patrimonial sino que, descontando el efecto de las pérdidas que han sufrido las carteras en el mes pasado, ha logrado cerrar junio con nuevas entradas netas de dinero.

En concreto, los fondos han registrado en el mes suscripciones netas por 1.657 millones de euros, según los datos del informe provisional que elabora la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensiones (Inverco). El mes ha dejado suscripciones por 4.986 millones de euros y reembolsos por 3.329 millones, con lo que el interés de los inversores por los fondos de inversión ha sido más fuerte que las retiradas, pese a las pérdidas en los mercados. El primer semestre concluye con suscripciones netas por casi 8.500 millones, la mayor cifra en un primer semestre desde 2005, explica Inverco.

El volumen patrimonial ha logrado mantener la senda alcista que presenta en los últimos siete meses, desde que en el pasado mes de diciembre comenzara el ascenso de los recursos gestionados, en paralelo a la mejoría registrada por los mercados, tanto de renta variable como de renta fija. El volumen gestionado, según datos de Inverco, quedó en el mes de junio en 132.965 millones de euros, tras un ligero aumento de 10.643 millones, con lo que logra sortear la elevada volatilidad del pasado mes. Así, el Ibex 35 ha perdido en junio el 6,7%, tras marcar nuevos mínimos anuales, mientras que la rentabilidad del bono español a 10 años llegó a superar de nuevo el 5%. Las palabras de Bernanke desataron una fuerte oleada de ventas en la renta fija y no solo entre los activos periféricos, sino también en la deuda más segura. De hecho, la rentabilidad del bono estadounidense y británico llegó a cotizarse a niveles de 2011, mientras que el rendimiento del ‘bund’ alemán se elevó a máximos de marzo de 2012.

Estos movimientos han sembrado de pérdidas las carteras de fondos de renta fija, si bien las mayores caídas se registraron en junio en la renta variable. Los fondos de Bolsa sufrieron una pérdida del 6,6% en el mes, si bien conservan una ganancia del 3,6% en el semestre, de acuerdo con el informe mensual que elabora Ahorro Corporación.

Los fondos de renta fija a largo plazo sufrieron pérdidas el pasado mes del 1,5%, junto al 1,1% que perdieron los fondos garantizados. Junio ha sido un mal mes para estos últimos, ya que a la pérdida de rentabilidad se suma también la caída patrimonial, la más acusada con diferencia en términos netos. Ahorro cifra en 410 millones de euros las salidas netas sufridas en el mes, descontado el efecto de mercado, lo que se explicaría por la predilección de los inversores por la renta fija.

Santander y Bankinter sacan provecho

Del mismo modo que la banca puso toda la fuerza de su red comercial en los depósitos durante los primeros años de la crisis financiera, como fórmula con la que garantizarse liquidez, el foco está ahora puesto en los fondos de inversión. Una apuesta comercial que se refleja con claridad en el balance mensual de junio y gracias a la que las suscripciones se han mantenido incluso en un mes de fuertes vaivenes.


La gestora de fondos de Santander sigue liderando el ránking por volumen de patrimonio, con más de 20.200 millones de euros, y es además la que más suscripciones netas ha recibido, en concreto 653,8 millones de euros. Su balance en el mes de junio es de un aumento patrimonial del 2,2%, superada solo entre las diez mayores gestoras por el incremento logrado por Bankinter, del 4,2%. Así, su gestora se anota la segunda mayor entrada neta de ahorro hacia sus fondos de inversión, por 243,5 millones de euros. Por delante incluso de los 180,65 millones, descontado el efecto de la depreciación de carteras, que se anota la gestora de BBVA en términos netos en junio. La gestora del grupo que preside Francisco González se sitúa en segunda posición por volumen de patrimonio, con una ligera caída mensual del 0,5%.


En el lado opuesto, aparece la pérdida neta de 112 millones de Ahorro Corporación, seguida por los 14,1 millones de la gestora de Catalunya Caixa.


Normas