Sustituye a Mervyn King

Mark Carney asume su cargo como gobernador del Banco de Inglaterra

Es el primer extranjero en tomar las riendas del banco emisor inglés

El canadiense Mark Carney asume las riendas del Banco de Inglaterra.
El canadiense Mark Carney asume las riendas del Banco de Inglaterra. EFE

El canadiense Mark Carney es desde hoy el nuevo gobernador del Banco de Inglaterra, en sustitución de Mervyn King, en momentos de grandes desafíos por la crisis económica.

Carney, de 48 años, es el primer extranjero en tomar las riendas del banco emisor inglés en sus 319 años de historia y fue el candidato favorito del ministro británico de Economía, George Osborne, tras un largo proceso de selección.

El hasta ahora gobernador del banco central de Canadá llega al banco en momentos en que los tipos de interés se sitúan en niveles históricamente bajos, del 0,5 por ciento, y de la aplicación de medidas de estímulo para reactivar el mercado del crédito.

Desde el comienzo de la crisis en 2008, el Banco de Inglaterra ha mantenido el precio del dinero a niveles muy bajos, algo que ha beneficiado a los propietarios con hipotecas. Sin embargo, los expertos han anticipado que Carney puede modificar estas medidas.

Según los medios británicos, Carney es muy respetado por su manejo de la política monetaria en Canadá, país del Grupo de los Siete (G7, ricos) que no ha tenido que rescatar sus bancos.

El nuevo gobernador del Banco de Inglaterra estudió en la Universidad estadounidense de Harvard y la inglesa de Oxford, mientras que trabajó durante 13 años para el banco de inversión Goldman Sachs antes de asumir la dirección del Banco de Canadá.

Carney, casado y padre de cuatro hijos, recibirá ingresos por más de 800.000 libras (937.000 euros), lo que incluye un sueldo de 480.000 libras (560.000 euros), 250.000 libras (292.000 euros) de ayuda de vivienda y hasta 144.000 libras (168.000 euros) en contribuciones a la pensión.

Normas