La filial inmobiliaria de la aseguradora AXA es la compradora

La Generalitat ingresa 172 millones con la venta de 13 edificios

Los 13 inmuebles ocupan una superficie de 105.762 metros cuadrados

La Generalitat permanecerá como arrendatario durante al menos 20 años.

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ayer durante la reunión semanal del gobierno catalán.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ayer durante la reunión semanal del gobierno catalán. EFE

Cataluña acaba de cerrar una de las operaciones inmobiliarias más importantes de su historia. La Generalitat ha vendido 13 edificios a AXA Real Estate Investment Managers por un importe total de 172 millones, 9,3 millones más del precio mínimo fijado por la administración catalana.

El Govern continuará ocupando esos espacios, en calidad de arrendatario, por un período máximo de 20 años y por una renta anual de 16,2 millones, como estaba previsto inicialmente. El consejero de Presidencia, Francesc Homs, ha justificado que la enajenación por las necesidades de tesorería de la Generalitat.

Los 13 inmuebles ocupan un área total de 105.000 metros cuadrados incluidos parking y áreas comerciales, y se encuentran en el centro de la ciudad condal o en distrito central de negocios de la ciudad de Barcelona (CBD).

Esta operación de enajenación directa y posterior arrendamiento se enmarca dentro del programa de privatizaciones que el Govern diseñó para lograr reducir déficit público y también endeudamiento. Los ingresos obtenidos con esta operación permitirán cancelar los censos enfitéuticos que gravan los inmuebles por un valor de 45 millones de euros.

El pasado mes de marzo la administración agrupó en un solo lote los 13 edificios ocupados que tenía a la venta y en mejoró las condiciones, para hacer la oferta más atractiva de cara a los compradores.

Normas