Consumo alerta de abusos en las alquiladoras de vehículos

Los ojos en la carretera... y en el contrato de alquiler

Flota de vehículos de una compañía de alquiler.
Flota de vehículos de una compañía de alquiler.

Unas vacaciones veraniegas no serían lo mismo sin los habituales quebraderos de cabeza: la habitación sin preparar del hotel, el repunte del precio de la gasolina, autovías repletas de obras... Y, para los que prefieren coger el coche solo al llegar al lugar de descanso, las condiciones de arrendamiento de la alquiladora en cuestión.

El Centro Europeo del Consumidor en España, un organismo del Instituto Nacional de Consumo, ha puesto en orden los aspectos que más preocupan a los clientes y que pueden suponer abusos a la hora de alquiler un vehículo. Un informe consecuencia del “número de reclamaciones que recibe contra compañías españolas de alquiler”, y que podrían incurrir en la vulneración de los intereses económicos de los consumidores.

La primera que destaca el informe es la política de combustible. En algunos casos, las alquiladores especifican en sus condiciones del servicio que el cliente debe pagar cierta cantidad por recibir el vehículo con el depósito de combustible lleno, y recomiendan entregarlo vacío ya que no se devolverá el valor del combustible que quede sin usar. Por ejemplo, la compañía Hertz lo ve de esta forma: “mediante la compra obligatoria de combustible usted no necesita rellenar el depósito de su vehículo antes de su devolución y por lo tanto ningún cargo por el servicio de repostaje será aplicado”. La cantidad extra por esta “compra obligatoria” va de 48 a 82 euros. El informe considera que cláusulas como esta “pueden ser abusivas por falta de reciprocidad; El consumidor queda compelido a pagar un volumen de combustible que no tiene por qué llegar a consumir”.

Las claves

¿Depósito lleno o vacío?

  • Pepecar: si el alquiler es de cuatro días o más, cobra el depósito lleno y no devuelve lo que no se gaste.
  •  Europcar: Entrega el vehículo con el depósito lleno y debe devolverse de la misma forma.
  • Avis: da a elegir entre devolverlo lleno o el sistema de prepago de Pepecar.
  • Hertz: entrega el depósito lleno por entre 48 y 82 euros más.

La política de combustible difiere en las grandes alquiladoras. Europcar entrega el depósito lleno y así ha de ser devuelto, Pepecar establece distintas condiciones según los días de alquiler y Avis da a elegir entre el prepago o la entrega con el depósito lleno.

Recargos “sin razones objetivas”

Consumo pone énfasis en los posibles cobros que se realizan una vez devuelto el coche. Según una cláusula habitual, la alquiladora puede efectuar un cargo adicional si considera que el coche presenta “cualquier daño menor visible” o no está en las condiciones de limpieza que el arrendatario considera aceptables. Consumo lo califica de abusivo, al facultar al empresario a “aumentar el precio inicialmente estipulado sin que existan razones objetivas para ello”. Europcar establece que el vehículo debe entregarse “en buen estado exterior y de limpieza, habiendo superado los controles internos del arrendador”.

El análisis del sector también apunta al “carácter abusivo” de la exigencia casi generalizada de efectuar los pagos solo con tarjeta de crédito. Si bien la tarjeta de crédito es el medio de pago preferente, en las principales empresas alquiladoras sí se presentan alternativas. Pepecar permite el pago a crédito y a débito, aunque solo acepta el primer modo para garantizar la fianza; Europcar acepta crédito y metálico, algo que también hace Avis, aunque el pago en efectivo depende del tipo de coche. Hertz acepta todas las de crédito, algunas de débito, y el efectivo de lunes a viernes y según el coche.

Normas