35 Empresas del Ibex

REE despliega las redes inteligentes de energía

La empresa ha integrado en el sistema las fuentes renovables y mira hacia Latinoamérica y a las iniciativas de transporte en el ámbito europeo como nuevos negocios

Central de REE en Alcobendas, Madrid.
Central de REE en Alcobendas, Madrid.

Es una de las pocas empresas donde el Estado todavía ejerce un control gracias al 20% del accionariado de la SEPI. De hecho, su presidente, el exsecretario de Estado José Folgado, fue el elegido por el Gobierno de Mariano Rajoy en sustitución del exministro socialista Luis Atienza. Red Eléctrica de España (REE) nació hace 28 años, en 1985, como empresa especializada en el transporte de electricidad y la operación del sistema eléctrico.

Desde entonces, y en particular a partir de 2002, la compañía ha crecido de forma ininterrumpida impulsada por las inversiones en la red de transporte en España y las adquisiciones de activos de transporte que pertenecían a las empresas eléctricas.

En la actualidad es propietaria de prácticamente la totalidad de la red de 220 kV y 400 kV en la Península y la de más de 66 kV en los sistemas insulares. En 2012 facturó 1.755 millones de euros y cuenta con 1.650 empleados.

En España, su próxima y mayor prioridad es el fortalecimiento de las interconexiones

La salida a Bolsa se produjo en julio de 1999, cuando la SEPI colocó en el mercado un 31,5% del capital social. Actualmente, el valor bursátil de la empresa se sitúa alrededor de más de 5.000 millones de euros y el free-float es del 80%, con los accionistas institucionales extranjeros representando más de un 70% en el parqué.

“El escenario en el que REE desarrolla su actividad ha cambiado significativamente. España hoy se posiciona como líder en el uso de energía eólica para generación de electricidad, siendo el segundo país europeo con mayor capacidad instalada, por detrás de Alemania”, señalan desde la empresa.

Conflicto con Bolivia

José Folgado, presidente de REE.
José Folgado, presidente de REE.

José Folgado, presidente de REE, afirmó en la última junta que la compensación que Bolivia ofrece a la empresa por la expropiación es “una cifra muy alejada de lo que consideraban un valor justo”. “Nuestra obligación sagrada es defender a los accionistas. Si fuera necesario, iríamos al arbitraje, pero sería el último recurso. Hay que tener paciencia”, insistió en la última presentación de resultados.

Desde 1999, la compañía también comenzó a salir al extranjero, primero en Perú, a través de Redesur, de la que en 2013 pasó a controlar el 55%, y más tarde en Bolivia, en la filial TDE. Dos casos bien distintos. En el primero, han ido aumentando su presencia, mientras en el segundo país, el presidente boliviano, Evo Morales, ordenó el pasado año la expropiación de la división.

En Perú está presente mediante dos concesiones para el diseño, construcción y explotación de infraestructuras de transporte en el sur del país y con una filial dedicada a la prestación de servicios de mantenimiento de líneas y subestaciones. Además, en 2007 REE formalizó una alianza estratégica con la portuguesa Redes Energéticas Nacionais (REN), que incluye participaciones cruzadas,

“En España, el fortalecimiento de las interconexiones es la mayor prioridad en el desarrollo de la red de transporte en los próximos años”, cuentan desde la empresa. REE continuará analizando oportunidades de ampliación de su base de negocio, en particular en el perímetro del transporte y de operación, siendo parte activa en las iniciativas de ámbito europeo”, añaden.

Respecto a la digitalización de la firma, “en los últimos años ha implementado herramientas y mecanismos para maximizar la integración de energías renovables en el sistema”, explican. “En un futuro próximo, las redes inteligentes jugarán un papel muy relevante y, por ello, está trabajando en la aplicación de las tecnologías de la información al conjunto de las redes, con el fin alcanzar una mayor eficiencia global del sistema eléctrico”.

Normas