"Estamos en el prólogo", asegura Rajoy

Gobierno y empresarios coinciden: la economía ha iniciado la recuperación

Fainé: "Ha llegado la hora de aceptar el optimismo"

Guindos avanza una caída del PIB "más próxima a cero" en el segundo trimestre

CEOE: la economía ha iniciado la recuperación y ahora depende del Gobierno

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la clausura la asamblea general de la CEOE celebrada hoy en Madrid.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su intervención en la clausura la asamblea general de la CEOE celebrada hoy en Madrid. EFE

El optimismo ha vuelto a la clase empresarial y al Gobierno. Así se pudo comprobar durante la Asamblea Anual de la patronal CEOE donde todas las intervenciones –incluida la del presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que cerró el acto– coincidieron en mayor o menor medida en una sola idea: España ya ha iniciado la recuperación económica de forma incuestionable.

“Lo peor ha pasado”, sentenció Rajoy. Pero además, consideró que la mejora de algunos indicadores macroeconómicos apunta a que “hay motivos fundados para la esperanza”. Entre estas muestras de mejoría, el presidente del Gobierno citó el recorte de dos puntos del déficit público; el control de la inflación en el entorno del 1% para finales de este año; la buena marcha de las exportaciones, que llevó a alcanzar superávit comercial en marzo;el aumento de la inversión extranjera en España y la bajada del paro en 149.224 personas entre marzo y mayo.“Se trata de los indicadores positivos que son el prólogo o la primera página de la recuperación”, dijo Rajoy.

Otros datos que apuntan en esa misma dirección son los relativos al sector industrial y el transporte, muy vinculado este último al buen comportamiento que sigue experimentando el turismo, tal y como publicó CincoDías el pasado 6 de junio.

Para el presidente de CEOE, Juan Rosell –que intervino antes que el líder del Ejecutivo– “el primer asomo de la anhelada recuperación lo encontramos en la caída de la prima de riesgo, que se ha reducido a la mitad en el último año”.

Asimismo, uno de los principales directivos empresariales del país, el presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, aseguró que “las dudas sobre la recuperación del crecimiento ya se han disipado”. Y utilizando incluso los mismos calificativos que Rajoy, auguró que en lo que resta de año “se verán datos esperanzadores” en la economía española. Casi al unísono, desde Santander, el ministro de Economía, Luis De Guindos, añadía nuevos datos positivos. Según avanzó, de forma provisional, el PIB podría haber experimentado “un punto de inflexión en el segundo trimestre, con un descenso más próximo a 0% que al -0,5% del primer trimestre. En definitiva, España “está dejando atrás la recesión”, confirmó también.

Pero no todo fueron fuegos artificiales. El presidente de la Comisión de Economía de CEOE, José Luis Feito, ironizó al asegurar que “la recuperación española está en marcha y no la puede parar ni siquiera el Gobierno”, y acto seguido hizo gran hincapié en que ahora “el ritmo de la reactivación dependerá de manera decisiva de lo que haga el Ejecutivo en los próximos seis u ocho meses”.

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, también colocó la pelota en el tejado del Ejecutivo. Citando los datos que maneja el servicio de estudios de esta entidad, el PIB español crecerá en el entorno del 1% el próximo año. “Pero en la medida en que las futuras reformas sean las adecuadas, este crecimiento será mayor”, especificó Cano, para quien España también está “al principio del fin de la crisis”.

En cualquier caso, el responsable del BBVA insistió en que la sociedad española “no se puede relajar”;algo en lo que coincidieron todos los intervinientes en la reunión de CEOE. Según alertaron todos ellos, existen dos objetivos a corto plazo: lograr que el crédito vuelva a fluir y crear empleo.

Rajoy aseguró ser “consciente” de estos dos retos y defendió la reestructuración del sector financiero para lograrlos: “hemos limpiado la herida, está cicatrizando y ahora la vuelta al crédito debe producirse y además con rapidez”. A esto Cano añadió: “ahora tenemos que ser capaces de canalizar el crédito a los sectores que mejor están creciendo, sobre todo, el exportador”.

Para Fainé es incuestionable que “las reformas deben continuar”. En concreto citó la de las Administraciones Púbicas, el sector eléctrico, la transformación de los servicios profesionales o la formación profesional. Rajoy recogió el guante y avanzó que “en las próximas semanas” el Ejecutivo aprobará la ley de unidad de mercado; la ley del Emprendedor; la reforma local y la de las administraciones públicas; la reforma energética y la de desindexación. Y dejó para 2014 una nueva reforma tributaria.

Fainé ve contradictorio exigir más crédito a la banca y a la vez imponer más provisiones

El presidente de CaixaBank, Isidro Fainé, aseguró ayer que “vivimos en una cierta contradicción, ya que se pide a la banca que el dinero fluya hacia el crédito a la par que los analistas exigen más capital y liquidez y los supervisores requieren más provisiones”. En la Asamblea General de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), el responsable de la entidad catalana señaló que la incertidumbre sobre requisitos de capital y provisiones que vendrán genera más incertidumbre. “Los créditos son las ventas para las entidades financieras”, dijo Fainé, quien agregó que “hay más demanda de crédito para pagar a otras entidades que para desarrollar proyectos viables”.

Además, el responsable de CaixaBank indicó que “mientras dure la atonía de la economía, la calidad del riesgo se resiente” y recordó que el dinero que se presta “hay que devolverlo a los depositantes”. En todo caso, destacó la necesidad de “mantener la celeridad y el consenso” en las medidas que se tomen porque “la agenda de reformas debe continuar”.

El BBVA sostiene que la falta de control motivó la desaparición de entidades

El consejero delegado del BBVA, Ángel Cano, afirmó ayer que las entidades que “sufren” o han desaparecido lo han hecho por ser organizaciones débiles, sin principios o controles que evitaran conductas inaceptables. Durante su intervención en la Asamblea General de la CEOE, Cano subrayó por ello la necesidad de hacer negocio de “forma responsable” y lamentó que en la industria financiera no todos los comportamientos hayan sido “homogéneos”. Cano defendió que las empresas se dirijan a obtener una rentabilidad “ajustada a principios” y dijo que para ello hay que tomar decisiones complejas, “pero es la forma de sobrevivir”.

En su opinión, es necesario que el crédito vuelva a la economía y, al respecto, reconoció que el mercado no funciona porque no ha concluido la reestructuración del sistema financiero. Añadió que en 2000 el volumen del crédito representaba el 89% del PIB; en 2008 pasó al 175% y que en cuatro años y medio de crisis ha bajado al 145%.

Normas