Muy confidencial

El FMI tendrá que esperar

Tras el visto bueno que la Comisión Europea había dado a las reformas del Ejecutivo español con la concesión de dos años adicionales para reducir el déficit, la rueda de prensa de los máximos representantes de la misión del FMI para España prevista para ayer en Madrid había levantado gran expectación. Más aún cuando aún resonaban los rumores de disolución de la Troika y las disensiones hechas públicas entre ambos organismos sobre la gestión de la crisis en la zona euro. El FMI emitió un duro informe criticando la labor de la Comisión y las autoridades comunitarias prefirieron guardar silencio.

El encuentro se canceló por problemas de agenda de uno de los dos ponentes y se ha pospuesto a la mañana del miércoles en un acto que se celebrará en el Banco de España.

Normas