La Fundación Mutua Madrileña celebra el décimo aniversario de su constitución

De la investigación médica a la acción social

La entidad canaliza la RSC del grupo asegurador desde 2003

Cuenta con un presupuesto anual de seis millones de euros

Cerca de dos millones de euros se destinan a apoyo a la investigación científica

Trabajadoras de Mutua Madrileña en uno de los programas de voluntariado corporativo.
Trabajadoras de Mutua Madrileña en uno de los programas de voluntariado corporativo.

La Fundación Mutua Madrileña celebra este año el décimo aniversario de su constitución. Diez años que han dado para mucho, como destaca Lorenzo Cooklin, director general de la fundación: “Hemos ayudado a la mejora de los tratamientos de muchas enfermedades, incluido el cáncer, contribuido a mantener la actividad investigadora en nuestro país, apoyado a más de un centenar de ONG a llevar a cabo sus proyectos de acción social, becado a cientos de jóvenes para que puedan ampliar sus estudios y hemos acercado la música y las artes a miles de personas”.

La entidad recordó este aniversario en un acto conmemorativo celebrado la semana pasada en su sede del paseo dela Castellanade Madrid que, presido por la reina Sofía, sirvió para repasar los logros de estos años. Ignacio Garralda, presidente dela Fundación MutuaMadrileña y del grupo Mutua, recalcó que “las fundaciones y las asociaciones deben ser un eje fundamental de la sociedad civil, y su consolidación y desarrollo forman parte de esa tarea, tan necesaria, de dotar a nuestro país de instituciones que vertebren de forma más articulada nuestra sociedad”.

La Fundación MutuaMadrileña, que canaliza la política de responsabilidad social del grupo Mutua, nació en 2003 con el objetivo principal de apoyar la investigación médica en España. Posteriormente, en 2009, amplió su ámbito de actuación a lo que son las cuatro grandes áreas en las que trabaja: la salud (centrándose, junto a la investigación, en la prevención), la cultura, la acción social y la seguridad vial.

“La fundación es un elemento fundamental en la estrategia de RSC del grupo Mutua, por lo que ya hace cuatro años pensamos que debíamos reforzar la relación con nuestros grupos de interés y contribuir en mayor medida a la mejora y el desarrollo social”, señala Cooklin.

La fundación cuenta con un presupuesto anual que ronda los seis millones de euros, de los cuales cerca de dos millones están destinados a su convocatoria anual de ayudas a la investigación. Se seleccionan alrededor de 70 de los más de 800 que llegan a presentarse. En la convocatoria de este año pueden concurrir proyectos de investigación en el área de la oncología, los trasplantes, la traumatología y sus secuelas neurológicas y las denominadas enfermedades raras.

1.185 proyectos

Desde 2004, la fundación ha contribuido con casi 50 millones de euros a la realización de 1.185 proyectos de investigación científica en España, que se han desarrollado en más de 150 centros (hospitales y universidades, fundamentalmente) de todas las comunidades autónomas. Además, este año, por primera vez, la fundación va a conceder becas para ayudar a jóvenes médicos y enfermeras que viajen a países en desarrollo para realizar labor asistencial y promoverá iniciativas para mejorar el cuidado de los enfermos de alzhéimer.

La labor social de la entidad va desde el apoyo a la formación de jóvenes en dificultades (dentro del programa Jóvenes profesionales) y la realización de estudios de posgrado entre los que mejor expediente académico tienen, hasta la ayuda a diversas ONG. De hecho, el año pasado se puso en marchala I Convocatoria de Ayudas ala Acción Social, que ha permitido a una veintena de entidades sin ánimo de lucro disponer de medio millón de euros para desarrollar programas de apoyo a la infancia, personas con discapacidad, mujeres en dificultades y ayuda a proyectos de cooperación internacional.

La fundación también apadrina el programa de voluntariado social corporativo Juntos hacemos más, en el que el pasado año participó el 17% de la plantilla de Mutua (256 empleados).

Dentro del programa de apoyo a la cultura, tiene especial importancia el acercamiento de la infancia a las artes, con acuerdos con los museos Reina Sofía, Prado, Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Teatro Real yla Escuela Superior de Música Reina Sofía. Asimismo, la fundación organiza cada año una veintena de conciertos agrupados en dos ciclos: uno de música para adultos y otro familiar, donde además de la música clásica tienen cabida la ópera, el jazz y la música étnica.

MÁS SEGUROS AL VOLANTE

En el ámbito de la seguridad vial, y por la fuerte vinculación de la entidad con el mundo del automóvil, la fundación lleva a cabo diferentes acciones de divulgación entre los conductores adultos de comportamientos responsables y seguros al volante y desarrolla diferentes programas de investigación sobre las razones y circunstancias que provocan los accidentes.

En este contexto, la entidad ha puesto en marcha una campaña permanente de prevención de accidentes entre los jóvenes denominada Agárrate a la vida, en la que han participado más de 17.000 personas. Se trata de charlas desarrolladas en el ámbito de la universidad con la colaboración de decanos y profesores.

Fundación Mutua Madrileña también patrocina el programa Te puede pasar, que viene desarrollando junto con Aesleme (Asociación para el Estudio dela Lesión Medular Espinal) en la enseñanza primaria y secundaria para sensibilizar sobre la importancia de conductas prudentes en lo relacionado con la seguridad vial.


TRANSPARENCIA

El presidente del grupo Mutua y de su fundación, Ignacio Garralda, fue en su momento (2001) fundador y copresidente de la Fundación Lealtad, organización de la que la Fundación Mutua Madrileña es patrono institucional. La Fundación Lealtad es una entidad sin ánimo de lucro que se dedica a analizar la transparencia, la adecuada gestión y el buen gobierno de las ONG que, voluntariamente, se adhieren a su análisis para proporcionar a los donantes seguridad y confianza.

Normas