La prima de riesgo se mantiene en los 307 puntos básicos

Encefalograma plano: el Ibex empata en la recta final

El viernes el selectivo ha concluido plano (-0,01%)

Imagen de un operario en la Bolsa de Tokio.
Imagen de un operario en la Bolsa de Tokio. Reuters

En apenas unas semanas el Ibex ha pasado de pelear por superar su máximo anual a decir adiós a las ganancias acumuladas en los primeros seis meses de 2013. En una semana marcada por la volatilidad, el selectivo se dejó un 2,3%. A pesar de esta caída el parqué madrileño consigue mantener el soporte de los 8.000 puntos.

El resto de plazas europeas siguieron la misma tendencia.Así el Dax alemán se dejó un 1,5%, el Cac francés, un 1,7%, el MIB italiano retrocedió un 3,2% y el Footsie británico un 1,6%.
Como viene siendo habitual en los últimos tiempos, los bancos centrales volvieron a ser los principales protagonistas. Después de varias semanas en las que el mercado ha estado especulando sobre cuándo y cómo la Fed retirará las políticas de estímulo económico, el jueves The Wall Street Journal aplacó algunos de los temores.Según lo publicado por el diario, la supresión de las medidas que han servido de base a la recuperación se realizará de manera progresiva. Es decir, aunque el organismo que preside Ben Bernanke deje de comprar bonos, los tipos de interés se mantendrán en mínimos históricos durante mucho tiempo. El objetivo no es otro que el de impedir que apenas unos meses se dé al traste con los esfuerzos de cuatro años y medio.

Esta noticia permitió a la Bolsa neoyorquina recuperar el pulso a mitad de semana y frenar las caídas del Nikkei que el jueves retrocedió un 6,35%, también por las dudas sobre si el Banco de Japón retirará o no los planes de estímulo. No obstante, la alegría en Wall Street duró poco y el viernes los principales índices estadounidenses se dejaron llevar por la incertidumbre despertada por los datos macroeconómicos. Unas cifras de producción industrial peores de las esperadas, unidas a un dato de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan también decepcionante (82,7 frente al 84,5 estimado), provocaban pérdidas en la apertura de la Bolsa.
En España la atención la acaparó S&P. La agencia de calificación confirmó la nota a largo y corto plazo asignada al Reino de España además de corroborar que mantenía su calificación en perspectiva negativa.Esto último supone que en los próximos meses la nota de España puede sufrir nuevas rebajas.

Siguiendo con las agencias, el jueves Ficth señaló que si bien es cierto que considera “poco probable” que haya una segunda ronda de recapitalización similar a la de 2012, puede que algún banco, de manera aislada, necesite algo más de “capital”. La fórmula utilizada por Popular podría ser imitada por otros.

La sentencia del Tribunal Supremo sobre la validez de algunas de las cláusulas suelo cobraron especial relevancia en una semana referencias de calado. El impacto que la nulidad de esta medida acarrearía al balance de las entidades pasó factura a las firmas.Durante dos días consecutivos Popular fue el farolillo rojo del Ibex. Al descenso del 4,2% registrado el jueves se sumó el recorte del 2,5% del viernes. Ese último día Inditex, que el miércoles presentó sus cuentas del primer trimestre, y Acciona se convirtieron en los valores más castigados con descensos del 1,83% y del 1,38%, respectivamente.La cara opuesta la representaron Sacyr (+9.09%), Mediset (+3,45%) y Jazztel (+1,99%).

La posibilidad de que el Tribunal Constitucional alemán declare nulas las medidas anunciadas por Mario Draghi para frenar la escalada de los diferenciales se hicieron sentir sobre el mercado de deuda. A lo largo de esta semana tuvieron lugar las dos vistas orales sobre el recurso presentado por 37.000 ciudadanos alemanes que consideraban que el programa de compra de bonos excedía las competencias del regulador. Todo esto se tradujo en un ascenso del riesgo país hasta los 306 puntos básicos mientras el bono a diez años cerró en el 4,58%.

El euro se mantuvo estable y el viernes se cambiaba a 1,33 dólares.

Normas