Kazuo Hirai

El señor de los videojuegos

Caricatura de Kazuo Hirai
Caricatura de Kazuo Hirai

Sony dio un golpe maestro durante su conferencia en la Electronic Entertainment Expo (E3) de Los Ángeles, celebrada los días 11, 12 y 13 de esta semana. La compañía nipona anunció que su nueva consola, la esperada PlayStation 4, que estará lista para las próximas navidades, costará 100 euros menos que la Xbox One, su homóloga de Microsoft, permitirá el uso de juegos de segunda mano y no será necesaria una conexión permanente a internet para sacarle partido.

A pesar de no ser el encargado de dar esta gran noticia, recibida con gritos y aplausos por los fanáticos de los videojuegos, Kazuo Hirai, presidente y consejero delegado de Sony Corporation, ha estado detrás de esta estrategia para superar a Microsoft.

Llevó la publicidad de la PlayStation 2 a los grandes eventos deportivos de EE UU

De hecho, Hirai es considerado el responsable del éxito de la división de juegos de la compañía, es el Señor PlayStation, y, gracias a él, la división de videojuegos de Sony obtuvo, en el ejercicio fiscal de 2010, beneficios por primera vez en cinco años.

Kaz, como también le llaman, nació en Tokio (Japón) hace casi 53 años. Hijo de un banquero nipón, pasó su infancia entre Japón, Estados Unidos y Canadá. Estudió en la Escuela Americana de Japón y, en 1984, se licenció en humanidades en la International Christian University, en Tokio.

Su interés por los videojuegos le viene desde joven; sin embargo, su primer contacto con la multinacional fue en el sector musical. Nada más graduarse, Hirai entró a formar parte del departamento de marketing de CBS/Sony, la actual división de Sony de música en Japón (Sony Music Entertainment Japan). Allí se encargó de la promoción de artistas internacionales en el país nipón y, posteriormente, fue el director de Asuntos Internacionales de la filial. Dentro de esta división, Hirai se trasladó posteriormente a la oficina de Nueva York de música japonesa de Sony (Sony Music Japan), donde se encargó de promocionar a los artistas nipones en el territorio estadounidense.

Finalmente, una década después, en 1995, Hirai accedió al mundo de los videojuegos: entró en Sony Computer Entertainment America (SCEA). Fue a partir de este momento cuando Kaz comenzó a acumular un logro tras otro, entre ellos, elevar la categoría de la industria de los videojuegos e igualar sus ingresos a los obtenidos en taquilla por la industria de Hollywood.

En 1999, fue nombrado presidente y director ejecutivo de la SCEA, encargándose así de la dirección del negocio de los juegos en Estados Unidos. Su plan de marketing llevó la publicidad de la consola más allá de los entornos habituales, al emitir los habituales anuncios en los principales eventos del país, como los partidos de la NBA, la NFL, la NHL o la copa NASCAR. Gracias a este método, Hirai logró introducir en el mundo de los videojuegos a individuos por completo ajenos a él.

La división de videojuegos obtuvo, gracias a él, beneficios en 2010, la primera vez en cinco años

Todos estos logros siguieron aumentando con el lanzamiento de la PlayStation 2, en el año 2000, al establecer contratos de exclusividad para ciertos videojuegos.

Poco más de un lustro después, sus éxitos le llevaron a ser nombrado presidente y director ejecutivo de la división de entretenimiento mundial de la compañía (Sony Computer Entertainment Inc., SCEI). En este cargo, Kaz creó e impulsó el crecimiento del Sony del futuro, la PlayStation Network, una plataforma que proporciona nuevas formas de entretenimiento online a los usuarios, y que ha ido incrementando sus prestaciones con el lanzamiento de los nuevos modelos de la consola de la empresa.

Tras la separación en dos grupos de la división de videojuegos de Sony, en 2009, Consumer Products & Devices Group y Networked Products & Services Group, Hirai fue nombrado presidente de la segunda. Esto le permitió seguir innovando en materia de productos y servicios en línea, lo que le llevó al posterior lanzamiento de los servicios Music Unlimited y Video Unlimited.

Tan solo dos años después, Kaz se volvió a aproximar un poco más a los altos puestos del grupo. Durante el ejercicio fiscal de 2010, la división de videojuegos obtuvo beneficios por primera vez en cinco años, por lo que Hirai fue premiado con el puesto de vicepresidente ejecutivo de la compañía, un paso que muchos vieron, correctamente, como una etapa previa a su nombramiento como presidente de la compañía. Tan solo un año después, efectivamente, Hirai sustituyó en el cargo a Howard Stringer, en uno de los peores momentos para Sony, que acumulaba cuatro años consecutivos de pérdidas.

Stringer fue cuestionado por su gestión tras los fallos de seguridad en los servicios online de Sony PlayStation Network y Qriocity, que afectaron a 77 millones de usuarios. Además, la empresa había perdido su liderazgo en reproductores portátiles de música, televisores y consolas. Era necesario un cambio. Y el elegido para dirigirlo fue Kazuo Hirai.

Normas