Gana 184 millones de dólares, un 63% menos

Smithfield hunde su beneficio por el veto chino a una de sus carnes

La dueña de Campofrío que ha recibido una oferta de compra de la china Shuanghui utiliza un aditivo, la ractopamina, que está prohibido en aquel país.

Entrada a una fábrica de Smithfield en Virginia (EE UU)
Entrada a una fábrica de Smithfield en Virginia (EE UU) REUTERS

Smithfield, la compañía cárnica dueña de Campofrío, ha cerrado su ejercicio fiscal 2012-2013 con un beneficio cercano a 184 millones de dólares, un 63% menos que en el año anterior. La empresa lo atribuye a la caída de las exportaciones, especialmente en dos países que son clientes clave, como Rusia y China. Ambos tienen prohibida la utilización de la ractopamina, un aditivo utilizado para la producción de carne magra y que Smithfield también usa. Ésta recibía hace unas semanas una oferta de Shanghui, china, de 4.700 millones de dólares por todo su negocio.

"Para la industria, las exportaciones de cerdo cayeron en casi todos los grandes mercados en el último trimestre, con los volúmenes de China y RUsia cayendo debido a los requisitos de certificación de la ractopamina y a la debilidad del yen, provocando menos envíos a Japón", explicó Larry Pope, presidente y consejero delegado de Smithfield.

Smithfield facturó 13.200 millones de dólares durante el año, 11.000 de ellos dervidados de la venta de cerdo.

 

 

Normas