Tras tumbar la Audiencia Nacional el ERE

El consejero delegado de Roca dice que la situación de la empresa es insostenible

El consejero delegado de Roca dice que la situación de la empresa es insostenible

El CEO del Grupo Roca, Ramón Asensio, ha asegurado que la situación actual de la empresa es “insostenible” y mantiene la idea de presentar un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE), de forma que “perseverará” en su “derecho” de ajustar la empresa a “la devastadora situación actual del mercado español”.

Roca ya anunció el pasado jueves que presentaría un nuevo ERE tras la decisión de la sala de lo Social de la Audiencia Nacional que ha declarado nulos los despidos de los trabajadores de las plantas de Roca de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) y de Alcalá de Henares (Madrid) contemplados en el ERE presentado por la empresa, que afectaba a un total de 476 trabajadores.

Asensio advierte de que esta sentencia de la Audiencia Nacional “agrava todavía más la situación productiva de la operación española en su conjunto, además de los centros inicialmente afectados”, toda vez que apunta que el expediente rechazado “era la piedra angular en la estrategia de reconfiguración del mapa productivo en España para dotarlo de viabilidad”.

Para Asensio, “existen varios hechos ciertos”, de forma que “la sentencia rechaza el expediente porque vulnera derechos de los representantes sindicales al darles la opción de quedar desafectados del despido”. En ese aspecto, ha indicado que la reforma laboral que entró en vigor en febrero del año pasado y cuyo reglamento no se aprobó hasta el mes de octubre, “ha demostrado una dificultad de aplicación que obliga a las empresas a asumir el coste de aprendizaje del sistema”.

Por otro lado, el CEO de Roca deja claro que les asisten “razones objetivas para afirmar que la situación actual es insostenible, como así lo recoge la propia sentencia que lo reconoce como hecho probado”.

Por ello, deja claro que “por el bien de la empresa y por responsabilidad con nuestros accionistas, trabajadores y clientes, perseveraremos en nuestro intento de hacer valer nuestro derecho de ajustarnos a la devastadora situación actual del mercado español”.

Asimismo, fuentes de Roca han indicado a Europa Press que “las causas que figuran en el expediente rechazado no solo se mantienen a día de hoy, sino que se han agravado en los últimos meses”.

Alude a la documentación donde figura que “la caída del 95 por ciento en el mercado de la vivienda nueva en España entre 2006 y 2012 ha provocado una descenso de cerca del 70 por ciento de las ventas en el mismo periodo”.

Han indicado que “pese a las medidas temporales de regulación aplicadas desde el inicio de la crisis, muchos de los centros del grupo en España cerraron 2012 por debajo del 30 por ciento de su capacidad productiva, por lo que resulta insostenible mantener la estructura industrial actual”.

Roca ha anunciado que presentará un nuevo expediente de regulación de empleo (ERE) tras la decisión de la sala de lo Social de la Audiencia Nacional que ha declarado nulos los despidos de los trabajadores de las plantas de Roca de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) y de Alcalá de Henares (Madrid) contemplados en el ERE presentado por la empresa, que afectaba a un total de 476 trabajadores.

La empresa ha afirmado que para “dar viabilidad” al grupo “se compromete a presentar un nuevo expediente de extinción de empleo colectivo en los términos que establece la sentencia, es decir, subsanando los defectos en los que se basa su nulidad”.

Roca ha asegurado que la sentencia dictada hoy por la Audiencia Nacional “sorprende y desconcierta tanto a Roca como al colectivo de trabajadores” que firmaron un acuerdo individual en el centro de conciliación y arbitraje “y que han sido debidamente indemnizados”, y recuerda que el número de acuerdos individuales alcanza el 67% sobre el total de los despidos.

Pese a ello, Roca “acata la sentencia y renuncia a su derecho de presentar recurso”, y explica que la sentencia considera hechos probados las causas económicas “reconociendo así el planteamiento fundamental de la compañía”.

La Audiencia Nacional ha anulado el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de Roca que supuso 476 despidos en las plantas de Alcalá de Henares (Madrid) y Alcalá de Guadaira (Sevilla) porque colocó a los sindicatos como “ejecutores de sus compañeros” y debió tramitarlo “empresa por empresa”.

En una sentencia, la sala de lo social de este tribunal considera que “no es posible que el grupo de empresas mercantil promueva como tal un procedimiento de despido colectivo, aunque afecta globalmente a las empresas del grupo, porque dicha alternativa no está contemplada en nuestro ordenamiento jurídico”.

Normas
Entra en El País para participar