El Tesoro aumenta su ‘hucha’ un 23,2% en mayo

España cuenta con 47.000 millones para 'emergencias'

El Tesoro cuenta con dinero para cubrir el 53,4 % de los vencimientos que quedan en 2013

Los inversores extranjeros han comprado 56.000 millones de euros en ocho meses

Íñigo Fernández de Mesa, director general del del Tesoro.del
Íñigo Fernández de Mesa, director general del del Tesoro.del

El colchón de seguridad del Tesoro Público –el dinero que tiene depositado en el Banco de España– aumenta tacita a tacita. O, mejor dicho, subasta a subasta. La capacidad de captación de financiación del organismo que dirige Íñigo Fernández de Mesa está fuera de toda duda, con colocaciones que rebasan los objetivos y que atraen de nuevo a los inversores extranjeros.

Los últimos datos, publicados hoy, revelan que la hucha de seguridad del Tesoro a 31 de mayo creció un 23,2% y se situó en 47.227 millones de euros. Este importe es suficiente para afrontar –en el caso teórico (y prácticamente imposible) de que España no volviera a salir al mercado– el 53% de los vencimientos de deuda hasta que concluya 2013.

El dinero ahorrado a punto está de superar los 47.842 millones del pasado marzo;y para la siguiente referencia hay que remontarse a marzo de 2012, cuando contaba con 54.209 millones.

El organismo de financiación del Estado ha emitido hasta el momento 122.373 millones de euros, incluyendo letras, bonos y obligaciones. Y además ha superado con total suficiencia abril, el mes de más amortizaciones con 23.700 millones, de los que el 63% era deuda a medio y largo plazo.

La deuda sobre el PIB rozará el 100%

El coste medio de la deuda estatal emitida a finales de mayo era del 2,69%, por debajo del 3,01% correspondiente al cierre de 2012. Eso sí, el Tesoro reconoce que la deuda soberana en relación al Producto Interior Bruto (PIB) seguirá subiendo hasta 2016. Para finales de ese ejercicio, calcula que el porcentaje roce el 100%; exactamente lo cifra en el 99,8%. Este año concluirá en el 91,4%, según sus cálculos.

Lo que queda por delante es notablemente más llevadero. España ha de hacer frente a 11.800 millones en el presente mes; a 20.055 millones en julio; a 11.195 en agosto; a 6.418 millones en septiembre; a 23.050 en octubre; a 9.785 en noviembre; y a 6.892 en diciembre. La mayor parte del total de 88.475 millones de amortizaciones previstas está además en letras, que suman 56.253 millones.

El importe depositado en la caja fuerte del Banco de España –bueno, en realidad el Tesoro presta la mayor parte de ese excedente a la banca a través de subastas diarias y mensuales– depende en gran medida del calendario de ingresos.

La buena noticia es que, como recoge el organismo dirigido por Fernández de Mesa en una presentación del pasado 1 de junio, julio y especialmente octubre son meses en los que las arcas del Estado reciben una notable cantidad de dinero contante y sonante procedente de la recaudación de impuestos.

El Tesoro ha demostrado su poderío en lo que va de año. De entrada, fijó una horquilla de entre 215.000 y 230.000 millones de euros de necesidades totales de financiación para 2013. Ya ha captado más de 73.000 millones de euros en deuda a medio y largo plazo, y en esta cantidad no se incluyen los 7.000 millones colocados en una emisión sindicada celebrada en enero; otra de 2.000 millones de dólares (unos 1.500 millones de euros) en febrero; y otra sindicada de un bono a 10 años el pasado 14 de mayo.

Pese a la reciente escalada de la prima de riesgo, que ha llegado a rozar los 320 puntos básicos tras las palabras del jueves de Mario Draghi, los datos revelan que el dinero extranjero está en pleno regreso, después de una huida sin precedentes.

Los extranjeros compran

Los inversores de fuera de España habían pasado de controlar 281.439 millones de euros a finales de 2011 a poco más de 191.000 el pasado agosto. Solo las compras de la banca española, al calor de las megainyecciones de liquidez de diciembre de 2011 y febrero de 2012, habían logrado contener una estampida del diferencial del bono nacional frente al sacrosanto bund alemán.

La situación ha cambiado. La exposición foránea a la deuda soberana española ha aumentado su inversión en 55.920 millones de euros desde el mínimo de 191.830 millones. A cierre de abril, tenían en su poder 247.750 millones.

Normas
Entra en El País para participar