Entrevista con Henri de Castries, presidente ejecutivo de AXA

“España pronto verá los frutos de su programa de reformas”

El directivo preside desde hace dos años el Club Bilderberg

Castries defiende las medidas adoptadas por el Gobierno

“España pronto verá los frutos de su programa de reformas”

Henri de Castries (Bayona, 1954) es uno de los ejecutivos más respetados de Europa. A la cabeza del grupo asegurador AXA desde el año 2000 (cuando sustituyó al histórico Claude Bébéar), este directivo, de familia aristocrática, lleva el timón de una compañía con cerca de 40.000 millones de capitalización bursátil, 113.000 trabajadores y más de 100 millones de clientes diseminados por todo el mundo. Además, desde 2011 es presidente del influyente Club Bilderberg, que mañana comienza en Hertfordshire (Reino Unido) su reunión anual, a la que acudirá el ministro de Economía, Luis de Guindos. Durante la entrevista concedida a CincoDías –en el marco de unas jornadas corporativas organizadas por AXA en Burdeos–, Castries defiende las reformas realizadas por el Gobierno de Mariano Rajoy y se muestra partidario de aumentar la colaboración entre el Estado y las aseguradoras tanto en el ámbito de las pensiones como en la gestión hospitalaria.

PREGUNTA. Crecen por toda Europa las voces que piden poner freno a la austeridad, para no comprometer el crecimiento, ¿Cuál es su posición al respecto?
RESPUESTA. En España y Portugal el debate entre austeridad y crecimiento es legítimo. Es peligroso pensar que aplicar nuevos recortes y de forma rápida va a ayudar. Si la situación lo permite, es necesario dar algo de oxígeno al paciente. En lugares como Italia esta reflexión tiene menos sentido y es necesario que el Gobierno ponga en marcha más reformas. Pero en lugares como Francia es un debate completamente equivocado. En Francia no procede debatir entre austeridad y crecimiento, sino de dejarse de pamplinas y acometer reformas. 

P. El equipo de análisis económico de AXA cree que España ha dado importantes pasos para su recuperación ¿Cuál es su valoración personal?
R. Estoy completamente de acuerdo. España es, junto con Portugal uno de los países donde las reformas ya se han puesto en marcha. Algunas son dolorosas, pero se han introducido importantes medidas de flexibilidad en el sistema y se verán los frutos muy pronto. Las exportaciones ya están creciendo y, aunque es cierto que el desempleo sigue siendo extremadamente alto, especialmente entre los jóvenes, también lo es que este indicador empieza a estabilizarse. España se va a recuperar.

“El Estado no puede cubrirlo todo”

Henri de Castries es uno de los directivos franceses que más ha alzado la voz para revisar en profundidad el papel que juegan las Administraciones Públicas en la prestación de servicios sociales. “El Estado no puede cubrirlo todo. De hecho, tan solo debería cubrir aquellas situaciones en las que es necesaria una auténtica solidaridad, situaciones de emergencia”, apunta el presidente y consejero delegado del grupo AXA. “Cuando comenzó a desarrollarse el sector público tan solo gestionaba los casos extremos. Luego, las coberturas se fueron extendiendo de la urgencia al confort, pero hay que desandar ese camino. El confort lo pueden suplir los sistemas privados”.

Castries es especialmente enfático al hablar sobre la sostenibilidad de los planes públicos de pensiones. “¡El actual modelo lo creó Bismarck en 1869 y ya fijaba los 65 años como edad de jubilación!”, recuerda. “Entonces la esperanza de vida era de 45 años, con lo que muchos trabajadores morían antes de empezar a cobrar la pensión. Ahora, con la esperanza de vida rozando los 80 años es imprescindible reformar el modelo”,. Entre sus propuestas está flexibilizar los criterios para el cobro de la pensión y suprimir la edad fija de jubilación. “Si alguien quiere retirarse con 40 años bien, pero debería recibir una pensión mínima. Si se retira con 50 años, la pensión también debería ser muy baja. Tan solo si la jubilación es con 65 años o más, la pensión debería ser decente”. También expone el caso japonés en el que los trabajadores empiezan a reducir su salario a partir de los 60 años “para reflejar la merma en su productividad... ¿Dónde está escrito que los salarios no puedan bajar?”, afirma. “El que la gente trabaje más años no va a generar más paro, sino que va a crear empleo”.

Para compensar el deterioro del sistema público de pensiones, Castries propone mirar modelos como el de Australia, donde la legislación obliga a los trabajadores a destinar una parte creciente de su salario (desde el 2%, al comienzo de la vida laboral, hasta el 10%) para la contratación de planes de pensiones privados.

P. ¿Basta con el nivel de reformas realizado por el Gobierno de Rajoy?
R. Los resultados no ocurren nunca de un día para otro y tardará un tiempo en verse los efectos. Es importante que todo el mundo se convenza de que ya se ha hecho lo necesario en el sector bancario español, que es uno de los principales elementos de la crisis. El sector público también necesita reformas, pero España ha hecho más que la mayoría de países europeos.

P. ¿Por qué AXA ha invertido 10 millones en la Sareb?
R. Fue algo simbólico. Creemos en el futuro de España y queríamos dedemostrar claramente esa confianza. Queríamos hacer ver que los inversores internacionales respaldan los esfuerzos que está realizando el Gobierno para que las cosas vayan mejor. Lo que ha conseguido el país en los últimos 40 años es formidable.

P. ¿Están invirtiendo en bonos españoles?
R. Tenemos una posición que ha crecido en los últimos meses, aunque estamos restringidos por el marco regulatorio de los productos que vendemos. Cuanto mejor vaya nuestro negocio en España, más bonos compraremos.

P. En los seguros de coches, ¿cree que la guerra de precios que se ha vivido en España ha concluido ya?
R. Es pronto para decirlo. Lo que tengo claro es que no es algo bueno. Es normal que en una situación de recesión los clientes intenten conseguir mejores precios y mejores garantías. Nosotros hemos intentado resistirnos y no entrar en la guerra de precios, pero hemos acabado haciéndolo. Espero que concluya pronto y creo que tiene que hacerlo porque los recursos financieros de las aseguradoras no son ilimitados.

P. ¿Qué papel debe jugar el sector asegurador a la hora de redefinir la colaboración privada en el sistema de pensiones?
R. La contratación de un plan de pensiones privado debería formar parte de la cultura financiera de los trabajadores: si quieres tener una jubilación decente, debes pagarte un plan de pensiones decente, porque nadie te va a regalar nada. Si empiezas a ahorrar siendo joven, lograrás una pensión más interesante que si empiezas a ahorrar con 55 años.

P. Con la situación actual pocos jóvenes pueden permitirse ahorrar...
R. Al igual que ocurre con las empresas, los particulares deben tener presente que para sobrevivir no solamente deben tener presente el mañana, sino el largo plazo. Con el dinero que cuestan un nuevo par de zapatos, si se ahorra, en un periodo de 30 o 40 años se pueden conseguir rendimientos interesantes.

P. ¿Bastan las exenciones fiscales para incentivar los planes de pensiones?
R. Lo que va a animar a la gente a contratar planes de pensiones privados es cuando vean a sus padres pasar dificultades al cobrar una pensión pública insuficiente. En muchos casos tendrán que hacerse cargo de sus padres.

Normas