Se elevaría al Supremo al ser aforada

La juez del caso Caja Navarra ve "indispensable" imputar a Barcina

La juez Benito rechaza la solicitud de sobreisimiento presentada por el alcalde de Pamplona

La presidenta del Gobierno Foral, Yolanda Barcina.
La presidenta del Gobierno Foral, Yolanda Barcina. EFE

La juez que investiga las dietas de Caja Navarra aprecia indicios de cohecho impropio y ha emplazado a las partes para que informen si debe elevar la causa al Tribunal Supremo al ser ya “indispensable” que declare como imputada la presidenta del Gobierno Foral, Yolanda Barcina, aforada por su cargo.

Además, la titular del juzgado de instrucción número 3 de Pamplona, María Paz Benito, rechaza, en este momento procesal, la solicitud de sobreseimiento que había presentado el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, informa Efe.

Benito es la juez encargada de investigar el polémico cobro de dietas dobles y triples en Caja Navarra, un caso por el que han sido imputados el ex presidente navarro Miguel Sanz, el ex consejero de Economía Álvaro Miranda, el alcalde de Pamplona, Enrique Maya, y el ex director de la entidad financiera Enrique Goñi.

El auto, contra el que cabe recurso de reforma y/o de apelación, destaca el nulo soporte normativo o estatutario de las reuniones de la denominada Comisión Permanente de la Junta de Entidades Fundadoras de Caja Navarra, un órgano integrado por Sanz, Miranda, Maya y Barcina.

Este órgano se reunía en dos sesiones consecutivas en un mismo día y por cada una de ellas se pagaban 2.680 euros brutos para el presidente y 1.717 para los demás miembros, cantidades que no se identificaban como dietas, no aparecían con esa denominación en las cuentas de la Caja y no se ponían en conocimiento del Banco de España ni de la CNMV, por lo que “quedaban al margen de cualquier publicidad, control o fiscalización”, se indica en el auto.

En definitiva, concluye la juez, se trató de unas reuniones que “son la base, excusa o justificación de devengo de unas dietas”, que carecen de soporte normativo, cuya composición es decidida por el presidente del órgano con el beneplácito del director de Caja Navarra y que no son conocidas ni por los órganos de gobierno de la entidad ni por los demás miembros de la JEF.

La juez considera “irrelevante” que Sanz, Maya, Miranda y Barcina hayan devuelto las dietas y apunta a la existencia de un presunto delito de cohecho impropio.

En ese sentido, y llegados a este punto de la instrucción de la causa, la juez entiende que es “indispensable” recibir declaración en calidad de imputada de Barcina y que sería por tanto el Tribunal Supremo el órgano al que le correspondería, si lo estima procedente, la investigación de los hechos y su enjuiciamiento.

Por este motivo, pide al ministerio fiscal, las defensas y acusaciones (la asociación Kontuz y UPyD) que le informen de si debe remitir exposición razonada al Tribunal Supremo para que éste valore si debe declarar la presidenta navarra como imputada.

También les pide que le informen de si consideran procedente que el Supremo conozca la causa en su conjunto a fin de evitar que procedimientos separados pudieran dar lugar a resoluciones contradictorias.

Normas