Sí ha contribuído a impulsar fabricación y distribución

Soria admite que el Plan PIVE "no es suficiente y no es la salvación del sector del automóvil"

Aboga por sumar las iniciativas de las empresas y la política económica del Gobierno

El ministro de Industria, José Manuel Soria, en un desayuno informativo organizado por el Foro España Innova hoy en Madrid.
El ministro de Industria, José Manuel Soria, en un desayuno informativo organizado por el Foro España Innova hoy en Madrid. EFE

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha reconocido que el Plan PIVE de incentivos a la compra de coches por particulares “no es suficiente y no es la salvación del sector” del automóvil en España.

“Sería pretencioso por parte del Ministerio creer que un plan va a salvar a un sector que tiene una evolución adversa en toda Europa”, indicó Soria, quien aseguró que dicha salvación sí está en un conjunto de actuaciones que sume “lo que pueden hacer las empresas y la política económica del Gobierno”.

En cuanto al PIVE, el ministro destacó que, “tal como evidencian los últimos meses, el plan, tanto en su primera edición como en la segunda, ha contribuido a impulsar la fabricación, las ventas y la actividad, no sólo del mundo del automóvil, sino de su distribución”.

“Pero, tal como el propio sector nos traslada, el PIVE no es suficiente y no es la salvación del sector”, aseveró. “Pero la salvación del sector sí está en un conjunto de actuaciones que suman lo que las empresa pueden hacer, la política del Gobierno y lo que el sector puede trabajar en Europa”, explicó durante su intervención en el Foro España Innova.

Así, el ministro instó a las compañías de automoción a impulsar la innovación tecnológica para elevar cada vez más su competitividad, tal como considera que “se ha puesto en evidencia en España en los últimos meses” con las decisiones de inversión en las plantas españolas. “El sector hace lo que debe”, aseveró el ministro.

Del lado del papel de la Administración, Soria garantizó que el Gobierno mantendrá su “difícil” pero “cierta y determinante” política económica centrada en la consolidación fiscal, la apuesta por Europa y las reformas. “Reformas como la laboral, que ha permitido la mejor evolución de costes unitarios de nuestro entorno”, destacó.

En el plano europeo, el ministro apeló a luchar para que la apuesta por las tecnologías más limpias sea “compatible con la competitividad, un problema severo tanto en Europa y que en España lleva a uno de los mayores problemas, que es el desempleo”.

Por todo ello, Soria invitó a la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones (Anfac) y al resto del sector a seguir trabajando “en estrecha colaboración” con la Administración, al considerar que de esta colaboración están surgiendo “buenas iniciativas, que están dando efecto, como el Plan PIVE”.

 

Normas