Surge como respuesta a una recomendación de Europa

El Gobierno crea un consejo para reforzar la vigilancia sobre el sistema financiero

Será liderado por el Banco de España y participarán varios ministerios y la CNMV

El objetivo es evitar que se produzcan más riesgos sistémicos

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde.
El gobernador del Banco de España, Luis María Linde. EFE

Casi coincidiendo con la recomendación de la troika, que ayer emitió un pequeño informe sobre las conclusiones del examen realizado a raíz de su última visita a España finalizada el viernes, el Banco de España anunció la próxima creación de un nuevo órgano con que el pretende estrechar el control de la supervisión macroprudencial.

El objetivo de este nuevo consejo es prevenir los riesgos sistémicos y evitar así episodios como el que aún padecen la economía y la banca española, fruto entre otras razones de un excesivo apalancamiento de familias y empresas y Administraciones públicas y del estallido de la burbuja inmobiliaria.

“Este consejo tendrá bajo su responsabilidad estrechar más la vigilancia y poner en relación los riesgos que se detectan en la economía con la microeconomía”, señala una fuente conocedora de los contactos que se mantienen entre distintos organismos del Gobierno para su constitución.

Las principales características de este consejo están ya definidas, aunque quedan algunos detalles por perfilar, explica el Banco de España, que junto con Economía realizarán la presentación de este proyecto en unos meses.

El gobernador, Luis María Linde, ya explicó en su discurso del viernes ante el consejo de gobierno del Banco de España que este órgano tendrá en cuenta para la toma de decisiones “todos los instrumentos de la política económica y de regulación y supervisión financiera”. El proyecto estará finalizado previsiblemente después del verano y en él participarán, además, del Banco de España y Economía, la CNMV y otros ministerios que tengan relación con el sector, por lo que se espera que se siente en este consejo Hacienda y Seguros (este departamento es dependiente de Economía).

Linde, de hecho, espera que este consejo “pueda estar constituido y pueda empezar a trabajar en 2014”. El futuro organismo surge como respuesta a una recomendación de Bruselas, incluida en el Consejo Europeo de riesgos sistémicos , y de la troika, y está estrechamente relacionada con la próxima entrada en vigor de la supervisión única del Banco Central Europeo (BCE) en 2014.

La iniciativa no es nueva. Ya existen instituciones o autoridades con el mandato explícito de preservar la estabilidad financiera. Estados Unidos, Alemania, Reino Unido y Francia ya han creado, o van a crear, órganos de política macroprudencial, algo que también está previsto en el BCE.

El Consejo Europeo de riesgo sistémico emitió, a finales de 2011, una recomendación a las autoridades nacionales para que tomaran iniciativas en esta materia.

El Banco de España reconoce que ha querido seguir esta recomendación y que, tras someter a “reflexión” esta iniciativa junto al Ministerio de Economía, decidió poner en marcha esta nueva institución, que se recoge en un informe aprobado hace “solo unos días”. Ha sometido a “reflexión” la creación de este consejo, dentro de una comisión que inició su trabajo en octubre.

Linde argumenta en su discurso que, pese a que el Banco de España fue en 2000 pionero en introducir las denominadas provisiones dinámicas, destinadas a mejorar la cobertura del riesgo de crédito, este instrumento tuvo una capacidad limitada para frenar el crédito en la fase expansiva. Y añade que “visto con perspectiva, parece evidente que hubieran sido deseables medidas adicionales para limitar la acumulación de riesgos. Pero su orientación contracíclica era la adecuada y la evidencia nos muestra que proporcionó un importante colchón de absorción de pérdidas durante la crisis”. Estas afirmaciones justifican la creación de esta nueva autoridad que preservará la estabilidad del sistema financiero.

El informe preliminar de la troika sobre la salud de la economía y de la banca española hace referencia a la necesidad de estrechar la vigilancia sobre las entidades y la economía. La CE y el BCE avisan de que persisten en España “riesgos elevados” para la economía y el sector financiero.

Un precendente: el desconocido Cesfi

 

En España ya existe desde 2005 un comité de estabilidad financiera (Cesfi), integrado por Economía, Hacienda, el Banco de España, la CNMV y la Dirección de Seguros. Su objetivo es la prevención y gestión de crisis financieras. Pero parece que no ha tenído demasiado éxito en sus objetivos, a tenor de los resultados.

Cuando se creó se afirmó que "no solo contribuirá al mantenimiento de la estabilidad financiera en nuestro país, sino que además nos permitirá integrarnos plenamente en los próximos desarrollos internacionales en este terreno, al tiempo que hace consistente el esquema de cooperación en el plano nacional y europeo". Pero sus expectativas fueron más ambiciosas que sus logros, explican fuentes financieras.

Estas mismas fuentes aseguran que las funciones del nuevo consejo, liderado por Linde, serán más importantes, y en él se sentarán responsables de primer nivel del Gobierno.

Normas