La financiación empresas cae en abril un 10,9%

La deuda de las familias cae un 4,8% y baja a niveles de 2007

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

El canal del crédito que conecta a las entidades financieras con la economía real sigue estrechándose mes a mes. El saldo de deuda vivo a los hogares españoles cayó en mayo un 4,8% con respecto al mismo mes de 2012 y cae a niveles anteriores a la crisis, según datos del Banco de España publicados hoy. La contracción del crédito a empresas no financieras fue aún mayor: un 10,9% menos que hace un año.

La tarea de desendeudamiento que tienen encomendados hogares y empresas se ve favorecida por el tapón en la cocesión de créditos nuevos. Así, la deuda financiera de los hogares españoles se situó en abirl en 814.274 millones de euros, lo que supone una caída del 4,8% en comparación con el mismo mes del año 2012 (855.481 millones de euros). Según los datos del Banco de España, con respecto al mes precedente la caída es del 0,6% respecto a los 819.502 millones y suma cinco meses consecutivos de moderación.

La deuda de los hogares se vió especialmente afectada en términos interanuales por el retroceso de los créditos al consumo durante los cuatro meses del año, que descendieron un 5,5%, hasta los 181.952 millones de euros.

La deuda hipotecaria se situó en abril en 629.213 millones de euros, un 4,7% menos que hace un año. De esta manera, los préstamos para adquisición de vivienda representan más de tres cuartas partes del total de la deuda financiera de los hogares.

Esta proporción se mantiene desde hace varios años, ya que la caída de la inversión en vivienda ha sido paralela a la del endeudamiento total, por lo que el importe que las familias destinan a su hogar ocupa la mayor parte de su ahorro.

La deuda a las empresas cae un 10,9%

Por su parte, la deuda de las empresas no financieras bajó en abril un 10,9% interanual y sumó 1,111 billones de euros, el nivel más bajo desde mayo de 2007, mientras que en relación a marzo se anotó un descenso del 0,6%.

La caída interanual de este saldo se explica por el descenso de los préstamos de entidades de crédito residentes y los préstamos titulizados fuera de balance, que se redujeron un 14,8%, hasta los 703.091 millones de euros.

En cambio, los valores distintos de acciones crecieron un 9,9% en marzo en tasa interanual, hasta los 74.467 millones, mientras que los préstamos al exterior bajaron un 5,9% en relación a abril de 2012, hasta los 334.177 millones de euros.

Desde los máximos de deuda tomada por empresas y familias (en 2008) hasta ahora la reducción del saldo vivo es muy severa. Ha descendido 25,4 puntos de PIB ha descendido, desde un 171,9% del PIB en 2008 hasta el 146,5% del PIB actual.

 

 

Normas
Entra en El País para participar