Breakingviews

El rebote del PMI da esperanza

La actividad manufacturera española siguió disminuyendo en mayo, pero al ritmo más lento de los últimos dos años. La inesperada gran mejora en el índice PMI mensual que elabora Markit a través de encuestas a gestores de compra del sector manufacturero fue impulsada en parte por un aumento de los nuevos pedidos de exportación. Ello alimentará las esperanzas sobre una recuperación del país.

Los 48,1 puntos que registró España en mayo suponen un aumento con respecto a los 44,7 de abril, aunque la cifra todavía se queda por debajo de los 50 que separan el crecimiento de la contracción. Según los encuestados, el repunte manufacturero español se debió al incremento en los pedidos para exportaciones. No es una gran sorpresa dada la debilidad de la economía doméstica, pero mientras la ligera demanda de los socios comerciales ha ayudado, parece que lo que realmente sucede es que la industria española es cada vez más competitiva. Los costes laborales unitarios españoles han caído fuertemente, y el mercado laboral se ha vuelto mucho más flexible. Las exportaciones han aumentado del 23% del PIB en 2009 al 33% este año.

Esta recuperación ayudaría al resto de la economía, pero no puede ser real sin una disminución sustancial de la vergonzosa tasa de desempleo situada en el 27%, y en la cifra del 50% de paro entre los adultos jóvenes.

La recuperación no puede ser real sin una disminución de la vergonzosa tasa de paro, situada en el 27%

El sector manufacturero representa una parte muy pequeña de la economía como para resolver el problema de falta de trabajo por sí solo, incluso si la no tan mala lectura del PMI de mayo es un presagio de una auténtica recuperación en el sector. Para que la economía nacional vuelva al buen camino, se tiene que fomentar más la contratación.

La regulación es solo parte del problema. El país aún está lidiando con el perjuicio económico del un auge y la caída de la construcción. El gobierno español lo está intentando, el gobierno alemán quiere ayudar y el Banco Central Europeo está aportando su granito de arena. Es alentador ver que algo va bien.

Normas