Tribuna

La RSC es escuchar al papa Francisco

La Unión Industrial Argentina, la mayor institución del empresariado privado del país, presentó el 20 de mayo de 2013, en su sede, ante centenares de empresarios, mi libro Ética para empresarios. Por qué las empresas y los países ganan con la responsabilidad social empresarial. La obra agotó su primera edición en 15 días. El Ecosoc, el Consejo Económico y Social de la ONU, está organizando su presentación en Nueva York.

¿Por qué despierta tanto interés la RSC? La empresa privada es un motor esencial de la economía y sus prácticas responsables o irresponsables impactan desde la salud de los consumidores hasta el acceso a empleo de los jóvenes.

Como denunció dolorido el papa Francisco, la industria textil de Bangladés, donde fabrican parte de su producción algunas de las principales multinacionales, estaba fundada en lo que llamó “trabajo esclavo”, 38 dólares mensuales de pago a los millones de trabajadores, en su gran mayoría mujeres. Pero además, la irresponsabilidad total en la línea de producción, que generó centenares de víctimas en incendios en años anteriores por la falta de las más mínimas inversiones en seguridad y explotó en la muerte bajo el derrumbe criminal del Rana Building de 1.400 costureras, con 2.700 heridos. El día anterior las operarias habían pedido que no se trabajara por las grietas visibles en el edificio, un ingeniero especializado había dictaminado que se debía cerrar y un camarógrafo de TV filmó las grietas.

Un gran tema en RSC es la responsabilidad en la línea de producción y hay empresas ejemplares que la han asegurado. Como Statoil (Noruega), que no permite que nadie licite en sus compras si no firma seguir sus estrictos criterios éticos.

RSC puede ser un modo muy concreto de la empresa privada de aportar valor social. Entre otros ejemplos, en España, programas como el de Telefónica, que ayudó a las políticas públicas a rescatar más de 300.000 niños del trabajo infantil en América Latina, o el de Universitas, de Banco Santander.

Mientras decisiones empresariales irresponsables hacen aumentar las ventas de comida rápida con grasas ultrasaturadas condenadas por la OMS y generan obesidad infantil, otras, como las de Warren Buffett y Bill Gates, crearon la mayor fundación del mundo en lucha por la salud de los niños más pobres.

El papa Francisco acaba de denunciar (22 de mayo de 2013) “el capitalismo salvaje basado en la lógica de la ganancia a cualquier costo”. La RSC es un paso trascendental en responder a su denuncia.

El autor recibió ayer,2 de junio, la máxima distinción de la sociedad civil argentina. Cáritas y la AMIA le otorgaran el Premio Nacional a la Solidaridad y la Lucha por la Responsabilidad Social.

Normas
Entra en El País para participar