El selectivo cede un 0,10% y la prima se sitúa en 285 puntos

La indecisión lleva al Ibex a asomarse a los números rojos

El selectivo español acaba el día en los 8.433 puntos

El Nikkei vuelve a causar incertidumbre en el Viejo Continente tras perder más del 5%

El euro, estable ante el dólar, roza el 1,30

Imagen del interior de la Bolsa de Madrid.
Imagen del interior de la Bolsa de Madrid. EFE

Un nuevo atardecer rojo en oriente ha marcando el inicio de una sesión prudente al despertar de las Bolsas europeas. Tras el descalabro del 7,3% que firmó el Nikkei la pasada semana en su mayor caída desde el tsunami de 2011, el selectivo nipón cedía al cierre de hoy un 5,2%, perdiendo los 14.000 puntos lastrado por la revalorización del yen.

Aunque la réplica europea del terremoto japonés ocasionó pérdidas claras en las grandes plazas europeas la pasada semana, el temblor de hoy simplemente parece haber desanimado a los compradores. La mayoría de Bolsas del Viejo Continente han pasado la jornada debatiéndose entre aguantar leves subidas o pasar a los números rojos.

IBEX 35 8.317,80 0,58%

La cuesta se ha hecho especialmente pronunciada para el Ibex 35 que comenzó la sesión directamente en negativo. Poco a poco, no obstante, el índice español logró escalar al positivo, aunque casi siempre rozando tablas. Y es en esta disyuntiva en la que ha pasado las últimas horas de la jornada pese al impulso moderadamente alcista que mantuvo Wall Street durante toda la sesión. Al cierre, el Dow Jones sumó un 0,14%, mientras que el S&P 500 se anotó un 0,37%.

El Ibex, finalmente, ha concluido la sesión con un descenso del 0,10% que le dejaba en elos 8.433 puntos, tras amagar con recuperar los 8.450,5. Los datos macroeconómicos no han ayudado, precisamente, a superar la marca.

El Instituto Nacional de Estadística ha confirmado hoy que la economía española se contrajo el 0,5% durante el primer trimestre del año pese a la mejora del consumo de los hogares y de la inversión, si bien aceleró una décima su caída interanual, hasta el 2%.

El Índice de Precios de Consumo (IPC), por su parte, subió en mayo un 0,2% respecto a abril y elevó tres décimas su tasa interanual, hasta el 1,7%, por el encarecimiento de los alimentos y bebidas no alcohólicas y por el menor descenso experimentado por los precios de los carburantes respecto a un año antes. Estos datos se unen a los malos augurios de la OCDE de ayer, que prevé que el paro alcance el 28% y reclama de una vez medidas para impulsar el crecimiento.

El resto de Bolsas del continente, aunque ligeramente por encima en algunos casos, no se han despegado mucho del perfil bajo ha protagonizado el selectivo español que, si bien ha sido el único de los grandes parqués en cerrar en negativo, ha compartido con el resto el espíritu de la indefinición.

La jornada europea, de otra parte, ha venido marcada por el encuentro entre la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, François Hollande.

La prima de riesgo se mantiene plana, en la línea del Ibex, en torno a los 284 puntos básicos mientras que el euro frena su alza algo antes de tocar los 1,30 dólares.

Normas
Entra en El País para participar