Estará ubicado en la fábrica que tiene en Madrid

Iveco empleará a 200 ingenieros en un nuevo centro de desarrollo

Contará con una inversión inicial de dos millones de euros

También la contratación de hasta 200 ingenieros, entre 80 y 85 antes de que acabe el año

La fábrica de Iveco en Madrid.
La fábrica de Iveco en Madrid.

La planta madrileña de Iveco abrirá a lo largo de este año un centro de ingeniería para el desarrollo de producto, que conllevará una inversión de dos millones de euros y la contratación de 200 ingenieros, entre 80 y 85 de ellos antes de que acabe 2013.

Según el presidente y consejero delegado de la marca en España, Jaime Revilla, esta apertura “consolida la fábrica”, que ya es la única de Iveco en toda Europa que se dedica a la producción de vehículos pesados, y “marca una línea de trabajo” a seguir en el resto de plantas del país dedicadas a la producción de automóviles.

Esta medida se enmarca dentro del plan industrial de 500 millones de euros que Fiat Industrial comprometió en las instalaciones que la marca posee en Madrid y Valladolid, a través de su presidente y a la vez consejero delegado del grupo Fiat Sergio Marchionne. Los dos millones de euros de inversión inicial se centrarán en la adecuación de las instalaciones de la fábrica de Madrid y en la adquisición de nuevos equipos, una cantidad “modesta” según reconoce el propio Revilla, pero que dará “un gran valor añadido a la fábrica”. “En España tenemos muy buenos ingenieros, iguales o mejores que los alemanes. Queremos que los que se formen aquí se queden aquí”; afirma Revilla, añadiendo que los licenciados en las universidades españolas les salen a las compañías alemanas “un 40% más barato” que sus propios ingenieros.

El perfil de las 200 nuevas contrataciones abarcará ingenieros júnior y senior, “tanto gente experta que esté trabajando como personas en paro”, y también aprovechará la colaboración ya existente con el centro Insia, de la Universidad Politécnica de Madrid, que imparte el Master en Ingeniería de Automoción.

Esta área de desarrollo se centrará en los procesos que se llevan a cabo en la planta, como el ensamblaje de todas las piezas mecánicas, a lo que se añadirá un centro de 1.000 metros cuadrados para el trabajo sobre prototipos. El presidente y consejero delegado de Iveco en España sostiene que, una vez aseguradas las inversiones en las fábricas, éstas deben dar un paso más ya que “somos una industria mayoritariamente ensambladora”. “Otros países nos ganan en costes laborales, y tenemos una posición periférica mala”, sostiene Revilla, por lo que, una vez asegurada las inversiones, “hay que ganar en valor añadido. España necesita reindustrializarse y tecnificarse”, en este caso también a través de la ingeniería de proceso, “una referencia en Europa”.

Especialización

Los trabajos que desarrollen los ingenieros se realizarán con componentes de empresas españolas, “así reduciremos los costes logísticos”.

Revilla cree la especialización en el campo del vehículo industrial es clave, ya que “de entre las 22.000 y 23.000 unidades que se producen al año en la planta de Madrid, 5.000 son modelos diferentes unos de otros”, lo que redunda en una cadena de montaje casi artesanal para responder a las diferentes peticiones de los clientes, entre ellos el ejército.

Normas