Pide que las renovables las pague el Estado

Unesa espera una reforma eléctrica “no traumática”

Arremete contra las solares

Dice que las eléctricas ya han hecho su esfuerzo

No es partidario de cerrar plantas

El presidente de la patronal eléctrica Unesa, Eduardo Montes, esta mañana en Madrid.
El presidente de la patronal eléctrica Unesa, Eduardo Montes, esta mañana en Madrid. Efe

Las grandes eléctricas integradas en Unesa (Iberdrola, Endesa, Gas Natural Fenosa, EDP España y Eon España) tienen muy bien definido el mensaje para el Ministerio de Industria ante la próxima reforma eléctrica, cuya aprobación está prevista para finales de junio. Y de difundir este mensaje se ocupó esta añana el presidente de la asociación, Eduardo Montes, durante su intervención en el Foro de la Nueva Energía .

 En un gesto de diplomacia, Montes aseguró que “la nueva reforma es fundamental” y que tiene “una gran confianza en lo que va a hacer el Gobierno” y que lo resolverá “de una manera no traumática”. Sin embargo, dejó claro que las eléctricas no tienen margen para realizar nuevos esfuerzos y que el turno es de los consumidores y el Estado. Montes sacó de nuevo a relucir la teoría de los tres pilares, que tanto gustaba al ministro de Industria, José Manuel Soria. Esto es, que el coste de la reforma debe reacer en las compañías, los consumidores y el Estado.

Sin embargo, para el presidente de Unesa, “las compañías ya han pagado una parte inmensa e impresionante”, en refrerencia a los recortes del año pasado y los nuevos impuestos a la energía, por lo que deben ser “los consumidores y el Estado” (esto es, los contribuyentes) los que asuman el esfuerzo de los nuevos cambios que prepara Industria, cuy o objetivo es acabar con el déficit de la tarifa eléctrica, que se acercó el año pasado a los 27.000 millones de euros.

En otro capote poco verosímil, y en línea con las declaraciones de Soria, Eduardo Montes dijo confiar en que este año se cumpla el objetivo de déficit cero. En su opinión, si después de la nueva reforma, continúa se generando déficit “habrá que replantearse por qué lo financian solo cinco compañías”, esto es, las asociadas a Unesa. Las eléctricas tienen aún en su balance 5.000 millones de euros y otros 20.000 millones están titulizados.

Su presidente no aclaró si ha mantenido contactos con Industria, confió en “poder debatir con el ministerio los puntos fundamentales”.

Sobre usuarios y Estado debe recaer el esfuerzo de la nueva reforma, dijo Montes

Aunque dijo ser partidario de las energías renovables “aunque en contra de las primas”, Montes solo defendió la tecnología verde que abunda en la cartera de las empresas de Unesa, la eólica, por considerarla “madura” y por su capacidad de producción frente a la fotovoltaica o termosolar, que con un 4% de la potencia instalada supuso el año pasado el 2,8% del total de la generación. Unas energías que encarecieron en 36 euros MWh los precios de la electricidad, según los datos de Unesa.

Para el presidente de esta asociación, las subvenciones que reciben deben ser financiadas por el Estado, como ocurre, según su información, en otros países de Europa. También el erario debe hacerse cargo de los extracostes de las peninsulares, Montes dijo no entender cómo se puede primar una tecnología durante 30 años.

El resto de tecnologías del régimen ordinario también recibieron el apoyo de Montes, que ni se mostró favorable a la hibernación de los ciclos combinados, deprimidos por la crisis, ni a ningún otro tipo de cierre. Aunque la potencia instalada en España es de 106.000 MW y el máximo se registró en 2007 con 47.000 MW, la potencia firme se sitúa solo entre los 55.000 y los 70.000 MW. La recesión económica ha llevado el consumo a los niveles de 2005, pues la demanda ha caído un 20% en los últimos años.

Montes defendió la actividad de distribución, en la que cualquier “toque a la baja” la pondrá en una situación “aún más complicada”. En este caso, dio a conocer el informe de una consultora internacional encargado por Unesa, que llega a la conclusión que en España, tras el recorte de 700 millones de euros del año pasado, la retribución de las redes de media y baja tensión en España es de las más bajas de Europa.

Y criticó un hipotético traspaso de las redes de distribución a REE. Algo que no beneficia al sistema, que la Unión Europea no permitiría pues son propiedad de cinco empresas.

Entre Garoña y el carbón nacional

Las referencias a la energía nuclear fueron escasas durante la intervención de ayer del presidente de Unesa, Eduardo Montes, en el Hotel Ritz ante un auditorio, donde a falta de los máximos responsables de Gas Natural Fenosa, Salvador Gabarró y Rafael Villaseca, habituales en estos actos, se tuvo que conformar con la presencia de los ejecutivos de Endesa, su presidente, Borja Prado, y su consejero delegado, Andrea Brentan. Al presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, poco aficionado a los foros, ni se le esperaba. Hay quien asegura que el presidente de Unesa llevaba muchos meses esperando la confirmación de la asistencia de los ejecutivos de las eléctricas para aceptar la invitación del Foro de la Nueva Energía al encuentro que, finalmente, se clebró ayer.

Sobre la central nuclear de Garoña, cuya solicitud para no que se aplace el cierre un año está siendo analizada estos días por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN), Montes dijo que “siempre y cuando una central sea necesaria para el sistema y opere en condiciones de rentabilidad puede seguir”, como es ekl caso de Garoña. La planta es propiedad de Nuclenor, sociedad controlada al 50% por Endesa e Iberdrola.

Tampoco faltaron comentarios sobre la posición de las eléctricas a la compra de carbón nacional, que han llevado a los tribunales la resolución del Ministerio de Industria sobre el volumen de carbón a quemar en las centrales térmicas y el precio, con el que no están de acuerdo las empresas.

Este precio no incluye los impuestos que gravan el carbón desde el 1 de enero, el 7% la generación y el céntimo verde. Además de “empeorar los resultados deprime el precio del pool, según Montes.

Normas