La aseguradora quiere acelerar su expansión en México y Turquía

Mapfre descarta invertir en infraestructuras

El Gobierno había intentado atraer a Mapfre y Mutua a inversiones en infraestructuras

Antonio Huertas recuerda que el 65% de los ingresos ya procede del extranjero

Mapfre descarta invertir en infraestructuras

El intento del Gobierno de que las compañías aseguradoras españolas abran su actual abanico inversor al mundo de las infraestructuras ha pinchado en hueso. Fomento había iniciado hace unas semanas contactos informales para que Mapfre y Mutua Madrileña valoraran la inversión en proyectos ferroviarios, carreteras... pero el sector no está por la labor. El presidente de Mapfre, Antonio Huertas, se ha mostrado hoy muy claro al respecto: “Nosotros no hacemos carreteras ni las vamos a hacer nunca. Somos aseguradores de confianza. Queremos ser aseguradores y punto. No queremos invertir en infraestructura”. En Mutua Madrileña también se han desmarcado de la iniciativa.

La pretensión del Gobierno era activar un sistema de financiación de las infraestructuras alternativo al presupuestario y bancario que en otros países, tal y como ocurre desde hace años en Francia, Estados Unidos (EE UU), Canadá y Chile.

Antonio Huertas, ha intervenido hoy en unas jornadas organizadas por la escuela de negocios Esade, y allí ha asegurado que Mapfre “querría desarrollarse más en países como México”. El mercado Latinoamericano supone ya más del 25% de los ingresos de la compañía aseguradora, y Huertas ha manifestado su intención de ampliar el mercado en América. Además, ha dado a conocer su interés por afianzarse en Turquía. Un país que, como indica el directivo, implica para la empresa una adaptación y una flexibilidad, cultural y lingüística, que es un gran reto.

Todo ello forma parte del principal objetivo de Mapfre: “Convertirse en una compañía global”. Antonio Huertas ha puntualizado que actualmente “Mapfre es ya una organización multinacional, pero no es una compañía global” porque, explica, “ser global no es desarrollar operaciones empresariales que se consolidan en algún sitio”. La diferencia reside en que, en el pasado, los núcleos de Mapfre en diferentes zonas geográficas “han funcionado como células aisladas, desarrollando su propio modelo corporativo”.

Para Antonio Huertas, ser global “precisa de un mejor aprovechamiento de los recursos”, y de “continuar adaptando la cultura corporativa de Mapfre de forma flexible” para conseguir “trabajar con un motor único, con espacios distintos en cada uno de los lugares en los que opera”. A este respecto, el directivo ha hecho un guiño a la marca España resaltado que “siendo españoles, en Mapfre hemos podido aportar mucho a países de todo el mundo”.

Huertas ha explicado que cuando, en los años setenta, llegaron a Latinoamérica, tuvieron que adaptarse a las reglas allí establecidas: “En tiempos de dificultades para el territorio, cuando todavía no se sabía qué países iban a despuntar”. Mapfre entró en este área de negocio vendiendo libros sobre seguros a compañías locales, y así consiguió darse a conocer. Por ello, Huertas ha señalado que “las empresas que no rompen murallas difícilmente van a poder aportar algo a la economía”.

Por otro lado, Mapfre está creciendo en el ámbito digital. Entre otros logros, es actualmente es la empresa líder en la venta de seguros online de viajes en Reino Unido. Huertas ha tratado la importancia de comprender que “el mundo 'online' es mucho más que la distribución y no debe ser asociado sólo a la pura venta de productos. Hay mucha prestación en relación a la complementación de coberturas, servicios y la relación entre cliente, mediación y compañía”. 

Normas