El ministro ha intervenido en el Foro de Cinco Días

Margallo reclama un papel más activo del BCE para devolver el crédito a las pymes

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, reclamó ayer al Banco Central Europeo (BCE) una “actitud más decidida para salir de la crisis”. El ministro enfatizó durante su intervención en el Foro CincoDías, patrocinado por Accenture y Banco Sabadell, que tras la reciente bajada de tipos de interés por parte del BCE, las empresas, en especial las pymes, afrontan unas muy diferentes condiciones de financiación en la zona euro. Atajar la fragmentación de los mercados de crédito es una de las prioridades para España, porque como recordó el ministro, “si no hay crédito, no hay crecimiento y hasta entonces no habrá recuperación”.

Pese a lograr desde el verano una tregua en el mercado de deuda soberana y después de la última rebaja de tipos al mínimo histórico del 0,5% actual, la entidad presidida por Mario Draghi sigue sin resolver el que es ahora uno de los problemas más acuciantes en la zona euro: la fragmentación del mercado financiero. Las economías como España o Italia son las que más sufren las desiguales condiciones a las que empresas, en especial las pymes, y particulares se financian en la zona euro. “Mientras una empresa alemana paga de media un 1,35% de interés, en el caso de una española el coste sube al un 4,60%”, recordó Margallo.

El ministro instó al emisor europeo a buscar una fórmula para financiar a las pymes. En concreto, defendió que “debe garantizar la liquidez a plazos más largos y ser más generoso con los colaterales”. Pese al billón de euros inyectado a la banca en las dos megasubastas de liquidez –diciembre de 2011 y febrero de 2012– y financiación ilimitada a través de sus ventanillas, el BCE es el único de los grandes bancos centrales que no ha sacado toda su artillería para reactivar la economía, debido en gran medida las limitaciones que le establece su mandato fundacional: la estabilidad de los precios.

El ministro lo puso de manifiesto al comparar con el resto de los grandes bancos la expansión de su balance, la masa monetaria que inyecta en el mercado, desde el inicio de la crisis: “Frente al 133% de la entidad europea, el balance de la Fed estadounidense aumentó un 250%, mientras que el Banco de Inglaterra lo hizo en un 394%”.

Y es precisamente el espejo del emisor británico en el que parece estar dispuesto a mirarse Mario Draghi. Una de las posibilidades que está sobre la mesa del banco de Fráncfort es la ampliación para la banca de la gama de garantías para obtener financiación. Es decir, emulando el plan que ya ha puesto en marcha el Banco de Inglaterra, el BCEestaría dispuesto a abrir la mano y aceptar las titulaciones de créditos a pymes como colateral con el que obtener liquidez de la ventanilla del emisor europeo. De esta manera, las entidades financieras tendrían nuevos incentivos para abrir el grifo del crédito a la economía real.

A favor de intervención del BEI

El ministro se ha mostrado además favorable a hacer uso del Banco Europeo de Inversiones (BEI) para la financiación del tejido empresarial. “Su capacidad de apalancamiento permite multiplicar enormemente su potencia de fuego”, señaló a propósito del anuncio hecho el lunes por Francia y Alemania para conseguir financiación para combatir el desempleo. La propuesta, que no cuenta aún con el beneplácito de la Comisión Europea, consiste en apalancar 6.000 millones de euros procedentes del presupuesto de la UE para lograr una intervención de 60.000 millones de euros en los próximos siete años.

Otra de las vías de financiación aludidas por Margallo fueron los conocidos como project bonds, un activo financiero destinado a la financiación de grandes proyectos de infraestructuras. En cuanto al gran reto de romper el vínculo entre deuda bancaria y deuda pública que, como reconoció el ministro, “está retroalimentando la crisis”, José Manuel García-Margallo esgrimió como única solución la implantación definitiva de la unión bancaria con todas sus patas: no solo el supervisor único, sino también el mecanismo único de liquidación y el fondo de resolución bancaria financiado con tasas de las entidades.

Normas
Entra en El País para participar