Es la fundación privada con más visitas de España
Casa-Museu Dalí, en Portlligat
Casa-Museu Dalí, en Portlligat

El surrealismo daliniano reafirma su rentabilidad

La Fundació Gala-Salvador Dalí genera una actividad económica de más de 180 millones de euros anuales

El fascinante universo daliniano no solo es una referencia para la cultura universal: también es una máquina de hacer dinero. Las cifras cosechadas en los últimos años porla Fundació Gala-Salvador Dalí, que administra los museos y el patrimonio cultural del artista catalán, son incontestables. Tomados en su conjunto, los cuatro centros que gestiona la organización (Teatre-Museu Dalí y Dalí Joies, en Figueres;la Casa-Museu Dalí, en Portlligat, y el Castell de Púbol, en la localidad del mismo nombre) recibieron 1,4 millones de visitantes en 2012. Solo el Prado y el Reina Sofía, con cifras cercanas a los tres millones de euros, superaron este registro en España.

El desembolso de quienes acudieron a alguna de las instituciones del llamado triángulo daliniano (la situación en el mapa de Figueres, Portlligat y Púbol, que están a unos45 km de distancia del resto, describe esa forma geométrica) ascendió a 123 millones de euros en 2011, último año del que se tienen datos. Según los cálculos de un estudio independiente conducido por la Universitat de Girona, ese volumen de visitantes generó una actividad económica en la región superior a los 181 millones, siguiendo las estimaciones más conservadoras.

Respecto a la cuenta de resultados de la organización, se cerró ese año con unos ingresos de 15,2 millones de euros y 4,9 millones de beneficios. La cifra sería hoy “igual o mayor”, dado que todos los indicadores han mejorado en el último ejercicio, apuntaJoan Manuel SevillanoCampalans, director gerente de la fundación.

A diferencia de las citadas pinacotecas madrileñas,la Fundació Gala-Dalíha conseguido estos números siendo de titularidad privada y estando alejada de una gran ciudad (Barcelona queda a hora y media por carretera). Por no mencionar que toda la oferta de la Fundació se centra, lógicamente, en un solo autor, un agravante si a lo que se aspira es a captar al gran público. Pese a ello, la fundación ha pasado de recibir 600.000 visitantes en1994 a1,4 millones en la actualidad. ¿Cómo se explica entonces el éxito de la fundación? ¿Por qué medios se ha conseguido hacer de tres localidades menores de la comarca del Empordà una referencia en el panorama museístico español? Sevillano, director gerente de la organización, apunta varios motivos.

“Ha sido fundamental trazar estrategias para maximizar el funcionamiento de la fundación manteniendo su independencia. Había que tener claro que la gestión de una institución y la de un patrimonio artístico son dos elementos distintos”, opina Sevillano. “Ello no hubiera sido posible sin el liderazgo firme, rompedor y a contracorriente de Ramon Boixadós, presidente de la fundación desde 1991, dos años después de la muerte del propio Dalí”, subraya.

“En 1999 el 80% de nuestros ingresos venían de la entrada a los museos. Hoy no pasa del 65%. El resto proviene de actividades generadas: facturación de las tiendas, publicaciones, gestión de la marca y el patrimonio cultural daliniano y exposiciones en el extranjero”, indica.

Este último factor está siendo clave parala fundación. Laobra de Salvador Dalí ha acaparado en los últimos tiempos extensas exposiciones en medio mundo. Destacan, en este sentido, la más reciente (París y Madrid), que recibió 800.000 visitas en cuatro meses, el medio millón de visitantes enla de Tokiode 2006 o los 600.000 que se interesaron por la obra del artista en 2008 en EE UU (Los Ángeles, Saint Petersburg y Nueva York). La lista es larga: Roma, San Petersburgo, Melbourne, Pekín, Taipei...

Resulta llamativo que la inmensa mayoría de visitantes (80%) sean extranjeros. Detrás de esta cifra hay un intenso trabajo dela fundación. Francesesy rusos son las nacionalidades más interesadas en el legado de Dalí. “Hace años que empezamos a anunciar nuestros museos en las autopistas francesas. Había que aprovechar que estamos muy cerca de la frontera”, comenta Sevillano.

En cuanto a Rusia, se trata de un trabajo más de fondo. “Es uno de los mercados más prometedores y generosos dela actualidad. Haceunos años empezamos a trabajar con pequeños touroperadores interesados en Salou. Esas compañías han crecido mucho y hoy somos una de sus referencias”, explica. Hoy el desafío es hacer lo propio con China.

Lógicamente, todo lo anterior no hubiera llevado a ninguna parte si la herencia de Dalí no tuviera fuerza. “Creo que nadie tiene ninguna duda de que Salvador Dalí fue una de las figuras claves de la historia del arte del siglo XX”, sentencia Sevillano. “La obra de Dalí es un producto que empresarialmente se vende muy bien”, añade.

Incidir sobre el territorio en el que se crió el genio del surrealismo y reinvertir sus beneficios en la conservación y adquisición de obras es otra de las señas de identidad dela fundación. Desde1991 hadedicado más de 70 millones de euros a recuperar 310 piezas de Dalí.

El ‘triángulo daliniano’ gana relevancia

El Teatre-Museu Dalí de Figueres, antiguo teatro de la localidad gerundense adaptado por Dalí, es la institución que más piezas tiene del artista catalán. Absorbe dos terceras partes de las visitas que recibe la fundación. En un edificio anexo se halla el espacio Dalí Joies, que reúne piezas de la joyería desarrollada por el maestro del surrealismo. Los otros dos vértices del triángulo lo configuran, en plena costa, la Casa-Museu de Portlligat (la que fuera su residencia) y, tierra adentro, el Castell Gala Dalí, edificación que regaló el artista a su musa en Púbol. Visitar estos tres ejes aporta una panorámica de las fuentes de inspiración de Dalí.

Normas