La institución observará de cerca la evolución de la economía

El BCE insiste en que la política monetaria "será expansiva el tiempo que sea necesario"

El boletín de mayo apunta que la rebaja de tipos debería contribuir a la recuperación

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFEArchivo
El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi. EFE/Archivo EFE

El Banco Central Europeo (BCE) observará muy de cerca la información disponible sobre los cambios económicos y monetarios, y valorará su impacto en las perspectivas para la estabilidad de precios, según se desprende de su boletín de mayo.

El BCE añade en el informe, publicado hoy, que el reciente recorte de los tipos de interés de un cuarto de punto hasta el 0,5 %, “debería contribuir a apoyar las perspectivas para una recuperación más adelante este año”. “La política monetaria seguirá siendo expansiva el tiempo que sea necesario”, añade la entidad monetaria europea.

El presidente del BCE, Mario Draghi, dijo recientemente que el consejo de gobierno está preparado para actuar en caso de que sea necesario, es decir, que podría reducir el precio del dinero de nuevo en los próximos meses.

Sin embargo, los últimos datos macroeconómicos procedentes de Alemania han sorprendido positivamente, por lo que podría cuestionarse la necesidad de una nueva bajada de los tipos de interés.

Por su parte, el Banco de Inglaterra mantuvo hoy los tipos de interés en el mínimo histórico del 0,5% así como la dotación de su programa de estímulo monetario -mediante la compra de bonos- con el fin de seguir impulsando el crecimiento de la economía británica.

Muchos expertos descartan que el BCE vaya a recortar su tasa rectora en un futuro próximo. Los datos más recientes de la economía alemana muestran un panorama más optimista para la economía de la zona del euro y que Alemania podría seguir siendo el motor económico de la región.

La producción industrial subió en Alemania en marzo un 1,2%, frente al mes anterior, contrariamente a lo que preveían los analistas, que esperaban una contracción. Además, la entrada de pedidos a la industria alemana se incrementó un 2,2% en marzo en comparación con febrero. La economía alemana habrá crecido un 0,25 % en el primer trimestre del año, frente al trimestre anterior, prevé Ralph Solveen analista de Commerzbank.

A diferencia con Alemania, las perspectivas para Francia se han ensombrecido. La producción industrial de Francia se contrajo en marzo un 0,9%, frente al mes anterior.

El BCE considera que se mantienen los riesgos a la baja para la economía de la zona del euro. No obstante, puntualiza el BCE en el boletín mensual que “las mejoras en los mercados financieros desde el pasado verano deberían llegar a la economía real”.

“La actividad económica de la zona del euro debería estabilizarse y recuperarse gradualmente en la segunda mitad del año”, según el BCE.

La Comisión Europea (CE) ha revisado a la baja su previsiones de crecimiento para la zona del euro y pronostica una contracción en 2013 del 0,4 %, una décima más de lo pronosticado en febrero.

Normas
Entra en El País para participar