La filial Iberia se reorganiza y separa su negocio profesional del de consumo

Toshiba vuelve a sus orígenes y se reenfoca en el segmento de empresas

Crea tres unidades de negocio: portátiles profesionales, portátiles consumo y televisores

Joao Amaral, director general de Toshiba Iberia, la filial que engloba los negocios de Toshiba España y Portugal.
Joao Amaral, director general de Toshiba Iberia, la filial que engloba los negocios de Toshiba España y Portugal.

Toshiba vuelve a sus orígenes. La multinacional japonesa, que empezó en el mercado informático en el segmento profesional, quiere recuperar terreno en el entorno empresarial, donde ha perdido terreno en los últimos años. Así lo explicó ayer en Madrid Joao Amaral, director general de Toshiba Iberia, la filial que aglutina el negocio de la empresa en España y Portugal.

El negocio de consumo representa hoy el 70% de la facturación de la filial, mientras que la empresa supone el 30%, y la compañía quiere equilibrar ambos mercados. Para este año, se ha propuesto que el mercado profesional sea de más del 35%.

Como parte de esta estrategia, Toshiba Iberia ha decidido separar los negocios de portátiles de consumo y profesional, creando dos unidades distintas. A ellas se suma una tercera división, la de televisores. “Esta estrategia nos permitirá reenfocar e impulsar la presencia de la marca en el mercado de grandes y medianas empresas, un segmento natural para nuestros productos, teniendo en cuenta la calidad, alto rendimiento y servicios de nuestras soluciones”, dijo el directivo.

Este añadió que el objetivo es optimizar los recursos de la organización y fortalecer la presencia de Toshiba en cada uno de esos tres mercados, pues esa segmentación –acorde con la estrategia corporativa– “nos permitirá definir de manera más precisa los productos para cada uno de estos mercados y reaccionar más rápidamente a los cambios”. La compañía ha nombrado a tres responsables para cada una de las unidades, que reportarán directamente a Amaral, como máximo responsable de Toshiba Iberia.

El ejecutivo admitió que en los últimos tiempos han estado muy orientados al entorno de la educación, donde asegura han obtenido grandes éxitos, “pero el mercado ha cambiado y, además de en este segmento, también debemos hacer hincapié en el mercado de las grandes y medianas empresas”.

En consumo sí, pero con matices

Con todo, Amaral dejó claro que la apuesta de Toshiba por el mercado de consumo (donde han pasado de tener una cuota del 6% al 15% en dos años), continúa. Eso sí, con matices. “Trabajaremos con el canal minorista, pero según nuestras capacidades y nuestro nivel mínimo de rentabilidad, que está asociado a la calidad de los productos. No participaremos en campañas como El día sin IVA, porque nosotros no podemos arreglar el problema de coste de las tiendas de estos distribuidores”.

Toshiba anunció también que actualiza su programa de canal, que será paneuropeo, lo que abre, según explicaron, nuevas oportunidades de negocio para los diferentes distribuidores locales que estén interesados en salir fuera. Además, desveló un acuerdo con IBM Global Financing para que el canal de Toshiba tenga acceso a un programa de renting. “Una modalidad muy poco extendida en España”, dijo Amaral.

El directivo defendió en el encuentro que “Windows 8 supone una oportunidad enorme para el mercado de ordenadores y tabletas”. Y, pese a las críticas vertidas sobre el producto de Microsoft, aseguró que Toshiba apuesta por este sistema operativo. “Es cierto que Windows 8 necesita ajustes porque Microsoft ha intentado un cambio muy radical al que cuesta adaptarse, pero creo que las principales ventajas de Windows 8 está en el ecosistema y en la seguridad”.

Normas
Entra en El País para participar